De los 24 senadores electos, 20 cumplieron con el ritual de la jura. Los tres legisladores por Salta no pudieron hacerlo debido a impugnaciones no resueltas por la justicia electoral local, mientras que Daniel Brué, del Frente Cívico por Santiago del Estero, no se presentó en el recinto.

Gabriela Michetti, la senadora electa por el PRO de Mauricio Macri, fue la primera en prestar juramento y la única que cumplió el trámite desde su banca, rodeada por su familiares y asesores, debido a que está en sillas de ruedas.

El jefe del bloque de senadores del oficialismo, Miguel Pichetto, reelecto por la provincia de Río Negro, fue el legislador más ovacionado en un acto que se caracterizó por la sobriedad.

Los aplausos a Pichetto, que estuvo acompañado por su esposa y su hija en el momento de la jura y por el gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck, motivaron una broma de Boudou, quien aprovechó la ocasión para ironizar sobre los habituales pedidos de Pichetto durante las sesiones para que no haya exclamaciones ni aplausos.

LEÉR MÁS  Un primo de Nestor Kirchner complicado con la justicia

La mayoría de los legisladores prestó juramento sobre la Biblia y acompañado por familiares y amigos más cercanos, aunque hubo algunos que eligieron como compañía a sus referentes políticos.

Fue el caso del senador del Movimiento Popular Neuquino, Guillermo Pereyra, que estuvo escoltado por el líder de la CGT disidente, Hugo Moyano, y el gremialista de los ”canillitas”, Omar Plaini, además de su familia.

Angel Rozas, por la UCR de Chaco, pidió que lo acompañen en ese momento su esposa y el titular de la Auditoría General de la Nación, Leandro Despouy, un dirigente de origen radical.

El senador de UNEN por la Ciudad, Fernando ”Pino” Solanas, uno de los pocos legisladores que no juró sobre la Biblia, se acercó al estrado seguido por su esposa brasileña y su hijastro, con quienes se tomó de la mano en el momento de pronunciar su compromiso.

LEÉR MÁS  Dujovne ya le puso techo a la paritaria 2018: "debería ser 16,6%"

Casi todos los senadores estrecharon la mano del vicepresidente Boudou tras prestar juramento, pero Diego Santilli, el senador por el macrismo aunque de origen peronista, dedicó efusivos gestos de cordialidad a Pichetto y al senador del FPV Aníbal Fernández, a quienes les levantó el pulgar antes de regresar a su banca junto a Michetti.

El senador por Santiago del Estero, Gerardo Montenegro (Frente Popular) fue el legislador que más acompañantes llevó en el instante de la jura. Trece personas, entre familiares y amigos, lo flanquearon ante el estrado de Boudou.

Previo al inicio de la jura, en el que el Senado aprobó por unanimidad los diplomas de los senadores electos, los bloques de la UCR y el FAP reiteraron su rechazo a la asunción de Montenegro por haber sido impugnado ante la justicia electoral.

LEÉR MÁS  Mendoza y La Pampa definieron técnicas de trabajo por el Atuel

Alfredo De Angeli, otro de los nuevos rostros que tendrá el Senado desde el 10 de diciembre, juró junto a su familia y fue uno de los pocos que optó por hacerlo en memoria -dijo- de sus padres y por ”los principios y los valores” que ellos le enseñaron.

La ceremonia comenzó pasadas las 10.30 en el recinto de la Cámara alta, tras el izamiento de la bandera por parte del senador por Santa Fe, Carlos Reutemann.

Eduardo Aguilar (FPV-Chaco), Rosana Bertone y Julio Catalán Magni (FPV-Tierra del Fuego), Cristina Fiore (FPV-Salta), Marcelo Fuentes (FPV-Neuquén), Silvina Garcia Larraburu (FPV-Río Negro), Pedro Guastavino (FPV-Entre Ríos) y Ada Iturrez de Capelini (Frente Cívico del Santiago) también prestaron juramento.

También pasaron por el estrado Sigrid Kunath (FPV-Entre Ríos), María Inés Pilatti (FPV-Chaco), Lucía Crexel (Movimiento Popular Neuquino) y Magdalena Odarda (Frente Progresita por Río Negro). Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here