A tres columnas, en su anteúltima página, el matutino puso el foco en la mujer del mandatario nacional, que en su primer día de actividad formal en Madrid cautivó a los españoles.
En la capital ibérica resaltan el perfil empresario de Awada, pero también su femineidad y la sensación de juventud y vitalidad que desprende su imagen. ”Humaniza a Macri”, deslizan, emulando una frase que se utilizó mucho en Argentina en tiempos de campaña.
A los españoles los sorprende principalmente la capacidad de Juliana para mantenerse al margen de los conflictos internos que debilitan la gestión de su marido. ”No le hacen mella”, dicen, al mismo tiempo que, en su contra, recuerdan las denuncias que sufrieron sus empresas de indumentaria por, presuntamente, trabajar con talleres clandestinos.
Esa inmunidad en relación a los vaivenes de la agenda política y económica del país es lo que a la prensa española le hace preguntar por qué no podría incursionar en la arena electoral en el mediano plazo. Y citan encuestas argentinas que destacan su buen nivel de imagen.
”Fue una charla relajada entre dos mujeres de una misma generación que comparten intereses”, dijo Awada ayer sobre el encuentro que mantuvo con la Reina Letizia Ortiz en la Zarzuela, paralelo al que Macri tuvo Felipe VI. En el diálogo, coincidieron en la importancia de trabajar en el cuidado de la niñez y en el desarrollo integral de las mujeres.
”Es muy bonita y elegante”, fue el comentario que primó ayer en el Palacio Real respecto a Awada, que lució un peinado y una vestimenta muy similar a Letizia durante la recepción matinal, pero que por la noche utilizó un vestuario totalmente contrapuesto al de la Reina. Como en nuestro país, los españoles no estuvieron ajenos de la ”disputa de belleza” entre Juliana y Letizia, Y dieron su veredicto, contundente. Ganó Argentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here