La Cámara de Senadores dio media sanción este martes al proyecto de ley que regula intereses moratorios en la provincia. La norma fue impulsada por el gobernador Alfredo Cornejo para hacerle frente al fallo de la Suprema Corte que modificó las tasas de interés de un juicio laboral en el 40% anual. La nueva fórmula se actualizará de acuerdo a la inflación con el índice UVA y que se le podrá reconocer un plus del 5% por la mora.
La votación en la Cámara Alta terminó con 28 votos a favor y 2 en contra – Noelia Barbeito y Víctor Dávila, del FIT-. La iniciativa pasará en los próximos días a Diputados para su tratamiento. El proyecto será tratado la semana que viene en Diputados y esperan que se convierta en ley en los próximos días.
El proyecto presentado por el Ejecutivo surgió en respuesta al fallo plenario de la Suprema Corte el pasado 30 de octubre en torno al cálculo por mora de los juicios laborales. En el texto se establece que la tasa de interés está atada a la tasa de referencia que establece el Banco Nación para préstamos de uso libre en 36 meses. Es decir, en el orden del 40%.
“La tasa del 40% que iba a aplicar la Corte fomentaba el litigio y se iba a covertir en un ‘plazo fijo judicial’ “, indicó el funcionario y señaló que todas las leyes que propulsó el Ejecutivo van en contra del litigio y, en caso que no se pueda evitar, que sean plazos cortos.
“Quien debe regular la tasa de intereses es la Legislatura y no los jueves”, agregó.
Tras el fallo, la Federación Económica había expresado su preocupación y advertía que “en términos generales encarece las indemnizaciones laborales, al establecer que al momento de calcular los intereses a pagar por parte del sector patronal”.
La FEM consideró que este fallo podría sentar jurisprudencia, con el consiguiente impacto negativo en Pymes y pequeños negocios de Mendoza, cuya situación es delicada, señalaron.
El proyecto de ley
El proyecto presentado por el Ejecutivo establece que la tasa de interés de este tipo de litigios tendrá como base el índice Unidad de Valor Adquisitivo, que se actualiza diariamente con el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), basado en el índice de precios al consumidor.
Según detallaron, se pretende preservar el capital a través de un sistema de movilidad que refleje la expectativa de la inflación con más una tasa del 5% anual que puede otorgar el juez desde la fecha de mora hasta el efectivo pago.
La norma explica que ante la falta de acuerdo entre las partes o ausencia de otra ley especial aplicable al caso, las obligaciones de dar dinero tendrán una tasa de interés moratorio equivalente a la evolución de la serie de la Unidad de Valor Adquisitivo (U.V.A.) que publica el Banco Central de la República Argentina (BCRA), a la que por decisión judicial se podrá reconocer un plus de hasta el cinco por ciento (5%) anual, desde la fecha de la mora y hasta el efectivo pago.
Para el caso de que las sumas adeudadas fueran por el incumplimiento de una obligación de alimentos, en los supuestos del artículo 552 del Código Civil y Comercial de la Nación, se aplicará la tasa de interés por préstamos personales de moneda nacional al sector privado no financiero, a más de ciento ochenta (180) días de plazo, que informa el BCRA.
El senador radical Miguel Bondino explicó los alcances de la propuesta presentada y agregó que “es imprescindible la aprobación de esta iniciativa, se incluye la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) que publica el Banco Central de la República Argentina”.

LEÉR MÁS  Dujovne el “superministro” de Macri

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here