Jugar al fútbol es más difícil que gobernar

En el reportaje realizado ayer en Moscú luego de la reunión con Vladimir Putin, el Presidente criticó a Raúl Zaffaroni, se esperanzó en reducir la inflación y aseguró que la Justicia argentina funciona de manera “independiente”.

En plena gira por Europa y tras su encuentro cara a cara con Vladimir Putin, Mauricio Macri dio un reportaje a un canal de TV ruso en el que sostuvo que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, es “un dictador” pese a su nueva convocatoria a elecciones y cuestionó al ex juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni, a quien diversos funcionarios macristas le vienen pidiendo la renuncia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. También dijo que le resulta más fácil gobernar que jugar al fútbol.

Las definiciones las dio en un reportaje con el canal de TV ruso RT, en donde comparó su rol como dirigente de fútbol con su tarea como presidente y consideró que la segunda era más sencilla. Sobre el Mundial, dijo: “Espero que esta vez tengamos más suerte que en Brasil. Dios y Messi dirán si podemos o no ganar el Mundial”, sostuvo, para luego asegurar que Lionel Messi es más importante que Diego Maradona. “Espero venir tres veces este año a Rusia, porque voy a hacerlo con mi hija Antonia que tiene seis años y quiere venir al Mundial; todos los días me habla de eso”, dijo el Presidente, quien no aclaró si se guardará algo de tiempo para gobernar.

Ante las preguntas sobre la economía, Macri negó que se hayan destruido puestos de trabajo en sus dos años de gobierno. “En Argentina se logran más puestos de lo que se pierden. En el mundo entero hay cosas que cierran y otras que abren. Ha pasado siempre, tal vez más ahora con la revolución tecnológica”, aseguró Macri, mientras siguen los despidos en el INTI, Fabricaciones Militares, el Senasa y en los medios públicos.

LEÉR MÁS  Préstamos Anses: todo lo que los jubilados deben saber para acceder a ellos

Para Macri, la Argentina “ha emprendido un cambio muy profundo, político y cultural y no es una decisión de un gobierno, sino de la gente, a pesar de que hay minorías que se sienten más cómodas con el populismo”. “Por suerte la economía se va saneando y hoy tenemos un solo tipo de cambio. Estuvimos al borde de una crisis muy profunda y por eso el arranque no fue fácil”, aseguró con un optimismo impermeable a la realidad. “Muchos me critican porque no hemos hecho ajuste como la Argentina necesitaba. Apostamos a hacerla en forma gradual porque los argentinos no estaban listos”, aseguró, tras dos años de subas de tarifa y precios generalizada.

Macri se esperanzó en avanzar “en reducir la inflación. Hemos bajado escalones, menos rápido de lo que soñábamos, pero fueron muchos años de inercia, de precios regulados que no representaban el costo de los servicios, pero espero que esté en menos de un dígito en 2019 y que los argentinos piensen en pesos y no en dólares”. Hasta ahora, el presidente se muestra lejos de su objetivo: tuvo un 70 por ciento de inflación en sus primeros dos años y el dólar tuvo una suba fuerte en las últimas semanas.

LEÉR MÁS  Pablo Moyano aseguró que su orden de detención es por una orden del Presidente

Macri aprovechó para cuestionar a Zaffaroni por una frase sobre la prolongación de su mandato. “Es una vergüenza, porque como actual integrante de la Comisión Interamericana debería ser el primero en defender los valores de la democracia”, dijo. “Propiciar que se interrumpan mandatos antes de tiempo es justamente lo contrario de lo que debería hacer”, lo cuestionó. En tanto, Macri también dijo que discutir sobre su eventual reelección está “fuera de tiempo”. “Tengo un compromiso con los argentinos hasta el último día que me necesiten, pero me parece que hablar de reelección a esta altura, cuando hay tanto por hacer, está fuera de tiempo”, indicó. También negó que haya una persecución desatada sobre opositores y sindicalistas. “Eso es falso: la Justicia actúa de forma independiente. En Argentina muchos festejan que no se va a juicio, que no hay condenas”, afirmó.

Sobre Venezuela, Macri no sorprendió con sus posiciones: aseguró que “hace rato no se vive en democracia” y despreció las últimas elecciones, donde se impuso el chavismo. “Los resultados electorales no son para mí garantía de que hayan sido producto de una elección transparente”, aseguró Macri, antes de definir a Maduro como “un dictador”. El presidente argentino había dejado trascender su intención de convencer a Putin de que rompiera su relación estratégica con Venezuela y Cuba. En la entrevista, Macri dijo que el presidente ruso no le había respondido nada al respecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here