Jefe del Ejército de Alfonsín fue condenado a prisión perpetua

El Tribunal Oral Federal de Salta condenó ayer a prisión perpetua a siete represores que actuaron durante la última dictadura cívico militar en esa provincia en una megacausa considerada histórica porque reúne 18 procesos por delitos de lesa humanidad. Para los querellantes y familiares de las víctimas, el fallo fue ”histórico” porque ”es el Estado, a través de sus instituciones, que va determinando que los delitos de este tipo no van a quedar impunes”, expresó David Leiva, abogado que representó a la organización Encuentro por la Memoria, la Verdad y la Justicia.

Uno de los represores que obtuvo prisión perpetua en cárcel común es el teniente general retirado Héctor Ríos Ereñú, quien se desempeñó como jefe del Ejército durante la presidencia de Raúl Alfonsín. Los otros que seguirán la misma suerte son Carlos Mulhall, Joaquín Cornejo Alemán, Miguel Gentil, Virtom Modesto Mendiaz, Joaquín Guil y Juan Carlos Alzugaray.

En tanto, Julio Correa y Víctor Hugo Almirón fueron condenados a diez años de prisión; Mario Pachao y el civil Juan Manuel Ovalle, a ocho; Felipe Caucotta y Raúl Toledano, a siete; y Ricardo de la Vega y Jacinto Vivas, a cinco. Mientras que por el principio de la duda fueron absueltos Marcelo Gatto y Fernando Antonio Chaín.

LEÉR MÁS  La Corte Suprema declaró inconstitucional el índice que utiliza Anses para los jubilados

El fallo del tribunal salteño es importante porque revocó la modalidad de prisión domiciliaria para Mulhall, Gentil, Cornejo Alemán, Ríos Ereñú y Alzugaray. En este sentido, el querellante Leiva opinó que sus defendidos están conformes ”con que se haya revocado la prisión domiciliaria porque era una burla a la sociedad y a los familiares”. ”En la parte en que no nos favoreció el fallo, de quienes creemos que son asesinos, como Chaín y Gatto, vamos a casar”, destacó. Es decir, recurrir a Casación, el tribunal superior.

La sentencia del TOF salteño se conoció ayer al mediodía en la sala de grandes juicios del edificio del Poder Judicial salteño, denominada ”Miguel Ragone”, donde se desarrolló el proceso oral y público por la megacausa, considerada histórica. Este juicio, que contenía 17 imputados, 34 víctimas y 18 causas de hechos cometidos durante la última dictadura comenzó el 21 de mayo de 2012 y se extendió por más de 19 meses, en los que se cumplieron más de 80 jornadas de debate y declararon 277 testigos en forma presencial o por video conferencia. Además, durante este proceso se leyeron testimonios de personas fallecidas o imposibilitadas de prestar declaración y se realizaron numerosas inspecciones oculares en las ciudades de Metán, Orán, Tartagal y en Salta Capital, entre otros lugares de la provincia.

LEÉR MÁS  Omar Félix lanzó su precandidatura a gobernador

Algunos de los imputados participaron del debate por videoconferencia desde el Hospital Penitenciario de Ezeiza, en Buenos Aires, y desde la Cámara Federal de Apelaciones de de Rosario. La lectura de los fundamentos de la sentencia será el 26 de marzo próximo.

Infonews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here