El Departamento General de Irrigación comenzó a licitar las obras del plan ”Diez mil compuertas”. El mismo consiste en la instalación de esa cantidad de elementos (compuertas, hojas partidoras móviles y pasarelas), a fin de favorecer una distribución del recurso hídrico adecuada a la demanda actual.

La primera etapa contempla la incorporación de 450 elementos antes de diciembre de 2014. Dicho número irá creciendo anualmente hasta completar las 10 mil compuertas en el año 2018.

El plan tiene dos objetivos primordiales: en primer lugar, flexibilizar el sistema de distribución, adaptándolo a las distintas necesidades de los regantes, según el tipo de cultivo y la cantidad de hectáreas; y, en segundo lugar, brindarle mayor seguridad a tomeros y operarios mientras realizan su trabajo, ya que en muchos casos no cuentan con pasarelas que les permitan moverse con seguridad en las tomas.

LEÉR MÁS  Cornejo y otros gobernadores serán recibidos por Macri para tratar el presupuesto 2019

Además, esta iniciativa permitirá modernizar los sistemas de distribución Secundarios y Terciarios en toda la provincia hasta el 2018, optimizar la distribución del recurso hídrico, obtener mayor eficacia, eficiencia y control en el sistema; y aprovechar la escala del proyecto disminuyendo costos.

Para implementarlo, el DGI trabaja en conjunto con las Inspecciones de Cauce, las cuales se encuentran realizando un relevamiento para definir las necesidades en cada cuenca. Posteriormente, Irrigación realizará la compra de materiales para toda las Inspecciones y éstas aportarán mano de obra para la fabricación de los componentes.
”Este plan es muy importante para la administración del recurso hídrico en Mendoza, porque nos permite flexibilizar la distribución, otorgándole a cada regante la cantidad de agua que necesita, sin desperdiciar ni dejar cultivos sin el riego necesario”, afirmó José Luis Álvarez, superintendente General de Irrigación.

LEÉR MÁS  Vila-Manzano vendió Supercanal a un ex-Movicom

La finalización de la implementación del plan se espera para dentro de cuatro años; colocando, de manera creciente, una cantidad de elementos por año. El objetivo para el 2014 es instalar 450 compuertas en las seis cuencas de la Provincia. La instalación se realizará durante el periodo de corta anual, cuando los cauces no trasladan agua aprovechando la baja demanda de los cultivos.

LEÉR MÁS  Los salarios estatales subirán desde agosto a la par de la inflación

La crisis hídrica que Mendoza atraviesa por cuarto año consecutivo, exige una administración más eficiente del recurso. Con esa premisa fue ideado el plan ”Diez mil compuertas” que hoy comienza a ponerse en marcha con las primeras licitaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here