Los caciques indicaron que hace meses que no son convocados por el Gobierno.

“Aunque no les agrade, la gente que vive en los departamentos no radicales también son mendocinos”. Con esa dura frase, Jorge Omar Giménez, intendente de San Martín, señala que la relación con el gobierno provincial es prácticamente nula. Pero la queja no parte solamente del departamento del Este, sino también de los otros que también administran intendentes peronistas.

Los “caciques” sostienen que tienen las cuentas ordenadas –sobre todo Alejandro Bermejo en Maipú o Emir Félix en San Rafael–, pero piden un mayor diálogo con el Ejecutivo, teniendo en cuenta la “tormenta” que se viene el año próximo, y que afectará a los municipios con la pérdida de recursos discrecionales, son administrados por el Ministerio del Interior.

Además, se prevén problemas con la baja cosecha de la soja, que implica menos dinero por la disminución mensual de las retenciones, aunque esto fue compensado por la devaluación del peso.

Giménez fue quizás el más duro contra el gobernador Alfredo Cornejo con sus declaraciones, al indicar que “hay un desinterés del gobierno” con estos departamentos, y señaló que una de las causas es porque la mayoría de los intendentes “de la Gran Manzana” (por el Gran Mendoza) son radicales.

LEÉR MÁS  Falleció Margarita Guerrero de Barrera Oro, referente mendocina de Madres de Plaza de Mayo

“La relación está congelada. Sé que los intendentes del Frente Cambia Mendoza se juntaron con el Gobernador pero con nosotros, o al menos conmigo, hace meses que no habla”, sostuvo.

Asimismo, aclaró que más allá de que haya o no reuniones con el Poder Ejecutivo, la economía “no arranca” y la situación en la provincia no es buena.

“Eso es contundente, las cosas no están bien, por eso, si no me convocan espero que estén ocupándose de los temas importantes; pero si me llaman para ajustar más, no me interesa”, declaró el intendente de San Martín.

Por su parte, Emir Félix indicó que esperan desde el Sur, en los próximos días, tener novedades respecto al ajuste previsto desde la Nación y cómo lo resolverá Mendoza hacia adentro. Explicó que esperan ver mientras tanto si desde Hacienda dan datos en la Legislatura, o si los convocarán.

Sin embargo, Félix es más escéptico sobre esta última opción, ya que aseguró que “desde que el PJ se negó a aprobar el aumento de jueces de la Corte, se cortaron las relaciones con el oficialismo”.

El sureño cargó en este punto contra la diputada radical Marcela Fernández, quien deslizó en una entrevista en el sitio Mdz, que peronistas acompañarán este proyecto si el oficialismo los ayuda a mantener su banca; y nombró a Carlos Bianchinelli, Mario Díaz, Jorge Tanús y Lucas Ilardo como posibles aliados en la iniciativa.

LEÉR MÁS  "Argentina es una tierra de saqueo"

“Estamos en tiempos de gran deterioro institucional, en donde el gobierno está decidido a dar vuelta votos opositores a cualquier precio”, lanzó Félix.

Finalmente, respecto al ajuste, indicó que analizarán cómo impactará el descuento de dinero de la exportación de soja. “Creemos que será muy duro. Son partidas de las que hemos planificado obras de saneamiento y agua potable”, señaló.

Del lado de Lavalle, su jefe comunal, Roberto Righi, también sostuvo que los intendentes peronistas han sido “discriminados” y destacó que el gobierno de Alfredo Cornejo “es con el que menos relaciones y contacto hemos tenido desde que estoy en la intendencia”.

Coincidió además con Félix en hablar de “rotura de relaciones” por la ampliación de la Corte. Hay que tener en cuenta que el peronista mantiene su cargo desde el 2003.

“Todo lo que no le gusta, a lo que nos oponemos, va generando un alejamiento. Nosotros lo acompañamos en todos los presupuestos y en la mayoría de las iniciativas, pero no en todas. Y eso no debería incidir en las relaciones”, opinó.

LEÉR MÁS  Aborto en Argentina: por qué pese a sus leyes progresistas el aborto sigue siendo intocable

Aseguró también que espera igualmente novedades sobre los recortes previstos para el año que viene en Mendoza y qué le tocará a Lavalle para poder programar el 2019.

En tanto, desde Maipú, Alejandro Bermejo indicó que estiman que en las próximas semanas serán convocados para ponerlos al tanto sobre la proyección económica provincial y también departamental.

“En el departamento venimos trabajando con orden de las finanzas, por lo que tenemos espaldas para aguantar un ajuste. Queremos ver qué ocurre con las obras para el año que viene, o con el Fondo Solidario de la Soja”, acotó. Asimismo sostuvo que tienen un plan de obras proyectado de entre 350 y 400 millones de pesos.

Por último, acusó al gobierno, tanto provincial como nacional, de discriminarlo por su color político, al no poder acceder el municipio a un crédito para obras de saneamiento.

“Desde principios del 2016 tenemos todo listo para hacer trabajos de redes domiciliarias que beneficiarán a 28.000 personas de la zona de San Roque, Rodeo del Medio y Beltrán. Pero hasta el momento no hay nada”, culminó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here