Ajuste es una palabra dura para la gente, sobre todo para aquellos que superan los 30 años y son consientes de los duros recortes realizados durante los gobiernos de Menem y De La Rua.

Ajuste es una palabra dura, sobre todo si sale de la boca de radicales que hace poco mas de 10 años llevaron a la quiebra absoluta del país, luego de aplicar políticas de ajuste neoliberal. Ajuste es duro también si sale de la boca de Macri quien fue uno de los jóvenes predilectos en la época de los ´90 cuando Menem entregaba en patrimonio nacional a cambio de monedas.

LEÉR MÁS  Susana Balbo renunció a su banca de diputada nacional

Las declaraciones de Macri fueron claras en su intención de liberar el cepo al dólar. Y liberar el cepo al dólar significa un fuerte aumento de la moneda norteamericana que se convierte en un gran negocio para los grandes empresarios exportadores y agroexportadores en detrimento de los asalariados: En pocas palabras es la manera más decorosa de rebajar los salarios. Pero esto no queda allí, la liberalización del dólar significa un ajuste en los salarios de los trabajadores por el automático aumento de las mercaderías y, por consiguiente una dura baja en el poder de compra de la ciudadanía. Automáticamente esto resiente fuertemente el mercado interno hasta impactar en el posterior cierre de comercios e industrias. Si se tiene alguna duda al respecto se debe repasar las políticas de los años 90 y lo que actualmente está sucediendo en Europa con las políticas neoliberales de derecha.

LEÉR MÁS  “Con el ítem Zona el Gobierno quiere un cheque en blanco”

Por su parte Cornejo hizo su declaración, como si fuera parte de un mismo libreto al asegurar a medios mendocinos que ” la situación financiera de la provincia no es buena y habrá que ajustar el gasto público, lo aviso antes de las elecciones para no generar suspicacia”. Si uno revisa en el pasado inmediato ”ajustar el gasto público” pasa por reducción de salarios y puestos de trabajo.

LEÉR MÁS  ARA San Juan: Macri ordenó "seguir buscando" al submarino

Argentina y Mendoza están ante las puertas de un nuevo acto eleccionario en el que se pondrán en juego dos modelos: La continuidad del actual modelo o la vuelta clara a las políticas neoliberales de los años 90, y todo indica que el margen de diferencia va a ser muy escaso.

Lo que algunos no conocen es que el margen de diferencia entre un modelo y el otro es muy grande y se mide en puestos de trabajo y desarrollo integral de las familias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here