Gran Bretaña se sumó a la escalada de declaraciones a favor y en contra de la decisión argentina de expropiar el 51% de la petrolera YPF, actualmente en manos de la española Repsol. Luego de que el venezolano Hugo Chávez y el uruguayo José Mujica se pronunciaran a favor, de que España rechazara la iniciativa y que los Estados Unidos mostraran su preocupación, el Reino Unido respaldó a sus hermanos europeos.

”Estoy muy preocupado por el anuncio de la intención de Argentina de nacionalizar una gran parte de la compañía energética YPF”, declaró Hague a través de un comunicado.

”Esta es la última de una serie de acciones relacionadas con el comercio y la inversión tomadas por Argentina que están dañando intereses empresariales y debilitarán su economía reduciendo su atractivo para los inversores extranjeros”, señaló.

Hague sacó a relucir así, entre otras, las recientes medidas adoptadas por la presidente Cristina Kirchner contra empresas británicas en el marco de su disputa con el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas, bajo dominación británica desde 1833 pero reclamadas por Argentina.

”El gobierno argentino no esconde que desea reducir las importaciones y aumentar su excedente comercial a través de una variedad de medidas comerciales restrictivas”, agregó el ministo británico.

”Esto va en contra de todos los compromisos que Argentina adquirió en el G20 para promover la transparencia y reducir el proteccionismo. Trabajaremos con España y el resto de nuestros socios europeos para asegurarnos de que las autoridades argentinas cumplan con sus compromisos y obligaciones internacionales”, concluyó el secretario del Foreign Office.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here