Inglaterra: Estatales y maestros británicos iniciaron una masiva huelga

 

Cuatro sindicatos de empleados estatales y docentes convocaron a sus cerca de 700.000 afiliados a participar en masa de la huelga para rechazar una reforma previsional que contempla un aumento de los aportes y de la edad jubilatoria y una menor pensión final cuando el trabajador se retire.

 

El primer ministro, el conservador David Cameron, dijo que la huelga es una medida precipitada y prematura porque los cambios a la ley jubilatoria todavía están en proceso de negociación, aunque ya advirtió que no hay alternativas a una reforma porque ”el sistema de pensiones está en peligro de quebrar”.

 

Líderes sindicales hablaron de un alto acatamiento a la medida de fuerza de 24 horas, y afirmaron que hasta el 80 por ciento de los colegios de Inglaterra y Gales se vieron afectados por la huelga de maestros.

 

Miles de escuelas públicas cerraron sus puertas, mientras en Londres, Cardiff, Liverpool y otras ciudades se celebraron grandes manifestaciones en rechazo a las medidas, que costaron ya miles de empleos y prevén mayores contribuciones a la seguridad social y un aumento de la edad de jubilación.

 

La jefa del sindicato de profesores NUT, Christine Blowe, señaló que la huelga podría extenderse durante meses si el gobierno no da su brazo a torcer.

 

Según una encuesta de la radiotelevisión británica BBC, una tercera parte de las 21.500 escuelas estatales se mantuvieron cerradas, mientras que en otro tercio se suspendieron algunas clases. Sin embargo, en los puertos y aeropuertos apenas se notó la huelga, indicó la cadena.

LEÉR MÁS  El Gobierno y los sindicatos se reúnen para reanudar la negociación paritaria

 

En Gales cerraron sus puertas todos los museos estatales, mientras que en todo el país no se realizaron exámenes de conducción.

 

La policía de Londres afirmó que cerca del 90 por ciento de los empleados que atienden las llamadas de emergencia no fue a trabajar.

 

No hubo señales de violencia como en los últimos días en Grecia, o en las protestas masivas de diciembre y marzo en Londres contra los recortes del gasto público, aunque hubo enfrentamientos con la policía y sólo18 arrestos por delitos menores.

 

Los huelguistas levantaron piquetes frente a edificios públicos, centros de contratación para trabajos y sedes tribunalicias, informó la cadena de noticias BBC.

 

”Hay cientos y cientos de miles de personas de paro”, dijo Mark Serwotka, secretario general del sindicato de Servicios Públicos y Comerciales (PCS, por sus siglas en inglés), a la BBC.

 

Por otra parte, miles de funcionarios aduaneros afiliados al PCS adhirieron a la huelga, por lo que el gobierno advirtió a los viajeros que podrían enfrentar largas colas para su trámite inmigratorio en aeropuertos, puertos y estaciones de trenes.

 

El operador de vuelos BAA, que maneja los aeropuertos de Heathrow, Stansted, Edimburgo, Glasgow, Aberdeen y Southampton, aseguró que el paro provocó demoras y diversas complicaciones.

 

El gobierno, una coalición entre los conservadores y los Liberales Demócratas, alega que todos los británicos deben compartir el sacrificio que implica recortar 130.000 millones de dólares del gasto público para reducir el gran déficit estatal.

LEÉR MÁS  ARA San Juan: la jueza deslindó a Macri de toda responsabilidad penal

 

El gobierno informó que del medio millón de empleados de los ministerios, no se presentaron en sus lugares de trabajo sólo 100 mil.

 

”Lo que hoy se demostró es que la gran mayoría de los empleados del sector público no apoyaron la huelga y vinieron a trabajar”, dijo la Oficina del Ministro, Francis Maude, un miembro del partido conservador de Cameron.

 

El alcalde de Londres, el conservador Boris Johnson, reiteró ayer su llamado a una reforma de la ley laboral que dificulte la realización de huelgas.

 

Johnson dijo a la BBC que los paros se realizan pese a que son votados en asambleas con ”muy baja” concurrencia de afiliados.

 

Ayer, miles de personas protestaron ante el Parlamento mientras Cameron señalaba dentro del Legislativo que la huelga no estaba justificada.

 

El líder sindical Serwotka acusó a ministros de negarse a toda concesión respecto de los planes oficiales de subir la edad jubilatoria en seis años, incrementar los aportes y reemplazar la pensión final por una basada en un promedio salarial por empleo.

 

En una embestida contra un gobierno integrado por varios millonarios, el dirigente gremial dijo que el gabinete está lleno de personas de ”posición muy privilegiada” que intenta recortar las jubilaciones de trabajadores.

 

Diario Registrado

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here