Ayer se firmó un acuerdo entre la familia Triaca y Sandra Heredia, del que no trascendió el monto de la compensación económica. No le reconocieron los 3 años de trabajo no registrado ni tampoco hubo explicaciones públicas sobre su designación en el SOMU.

Sandra Heredia, la ex multiempleada de la familia del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, acordó su desvinculación luego de haber estado contratada de manera irregular y ser despedida por el funcionario nacional. La negociación se realizó en el Ministerio de Trabajo bonaerense y la llevó adelante Carlos Triaca, quien en rigor aparece en los papeles como empleador a pesar de que haya sido el ministro quien la despidiera con insulto incluido. Si bien el monto del acuerdo indemnizatorio no trascendió, la desvinculación ya es un hecho. Eso no resuelve, sin embargo, los problemas de Triaca, quien debe afrontar la demanda en su contra por la designación de Heredia en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU). A pesar de ello, la continuidad de Triaca sigue sin estar asegurada.

“Sandra, no vengas eh. No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre. ¡Sos una pelotuda!”, le había dicho el ministro Triaca a la empleada a través de un mensaje grabado por WhatsApp. Según Heredia el motivo había sido una llegada tarde a la quinta de la familia, algo que Triaca no consintió. La mujer, además, tenía un contrato que se lo había conseguido el propio ministro en la intervención del SOMU luego de que Gladys González, actual senadora, dejara aquel cargo.

LEÉR MÁS  Dujovne dijo que "estamos atravesando los peores meses" pero que bajará la inflación

Ambas partes llegaron a un acuerdo por una compensación económica en el Ministerio de Trabajo bonaerense, del que no trascendió el monto. Si bien desde el ministerio enviaron un comunicado diciendo que la empleada había reconocido que el vínculo laboral con Carlos Triaca era formal, quienes tuvieron acceso al acta firmada por Heredia lo desmintieron.

Según trascendió, durante la audiencia la ex empleada manifestó que se desempeñaba como casera en la quinta de Boulogne desde el 12 de noviembre de 2012 y que percibía un salario total mensual de 19.500 pesos, más el uso de la vivienda. Aseguró además que el pasado 6 de enero había sido despedida sin causa. El hermano de Triaca rechazó esos dichos y sostuvo que era empleada desde el 1 de octubre de 2015 y que cobraba 9.826 pesos. Ahora resta esperar el desarrollo de la investigación que se abrió tras conocerse que era empleada en el SOMU desde abril de 2017, un puesto al que llegó fruto de un pedido de incremento salarial. Por lo tanto, la “paritaria” de Heredia se resolvió con su designación en el gremio intervenido.

LEÉR MÁS  El déficit de enero fue de 986 millones de dólares, según informó el Indec

Tras estallar el escándalo, Triaca partió raudo de vacaciones a Chapadmalal. Tal vez porque la despidió por WhatsApp es que el ministro recurrió a Twitter para disculparse: “Pido disculpas por el exabrupto que circula en un audio. El mismo es en el marco de un diálogo personal, no condice con mi manera de actuar ni refleja mi forma de ser, y lamento que haya sido utilizado para sacar rédito de él”. Triaca jamás hizo alguna declaración sobre el cargo de Heredia en el SOMU ni al empleo multifunción que si reconoció en otras oportunidades. Por caso, Triaca llegó a presentarla en una entrevista televisiva realizada en la quinta familiar donde habló maravillas de ella.

LEÉR MÁS  Macri dio luz verde al Congreso para tratar la despenalización del aborto

Fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien lo defendió públicamente al sostener que todo se había tratado de un “error” y que “no sentía que eso sea algo que tenga que costarle el cargo”. Pero los rumores de reemplazo no se detienen e incluso hay nombres en danza como el del actual vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, e incluso el de su par bonaerense, Marcelo Villegas, quien fue el que tuvo que resolver la desvinculación de Heredia con los Triaca.

Ayer, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, defendió al ministro a quien definió como “una gran persona, sencilla, buena, comprometida” con “diálogo desde la cuna con el sindicalismo”, alguien “valioso que cometió dos errores importantes” (el empleo en negro y la designación de Heredia en el SOMU), al tiempo que manifestó su deseo de que “eso no le impida seguir trabajando para el país”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here