Incidentes en Venezuela por la nueva Ley de Educación

 

 

El lanzamiento de los gases se produjo cuando la cabeza de la marcha derribó las vallas de seguridad que señalaban el punto final de la manifestación opositora.

 

Tras el lanzamiento de los gases, la mayoría de los manifestantes se replegó salvo pequeños grupos que inicialmente lanzaron objetos contra las fuerzas de seguridad y luego cambiaron de actitud y se presentaron con los brazos en alto, y algunos con los rostros cubiertos, haciendo signos de que estaban en actitud pacífica.

 

Luego de las primeras escaramuzas, la situación se tranquilizó durante unos momentos para registrarse después un segundo intento de traspasar el límite que nuevamente fue abortado con gases.

LEÉR MÁS  Rogelio Frigerio está en Mendoza y se reunirá con Alfredo Cornejo

 

Portavoces de los grupos más radicales de la oposición ya habían sugerido que no pensaban respetar el tope fijado por las autoridades para el término de la marcha, porque su objetivo era llegar al centro de la ciudad, donde estaban los ”chavistas”.

 

El diputado opositor Juan José Molina negó que la cabeza de la marcha hubiera dado motivos al lanzamiento de los gases y según su interpretación todo se debió al ”miedo” que sintieron los policías cuando algunos estudiantes, ”con su vehemencia”, sacudieron las vallas de seguridad.

 

La marcha había transcurrido con total normalidad hasta la llegada al punto de su culminación.

LEÉR MÁS  Presentaron la ley de Emergencia Social y Agraria en la Legislatura

 

Antes de comenzar el desplazamiento de los manifestantes, el secretario general de la opositora Acción Democrática, Henry Ramos, vaticinó que habría disturbios.

 

”Estamos dispuestos a aguantar la represión que nos tiene preparada este terrorista (el ministro del Interior, Tarek El Aissami) que desgraciadamente es ministro”, dijo Ramos.

 

También afirmó que las fuerzas del orden público que vigilaron el desarrollo de la marcha ”no están para impedir disturbios sino para intimidar a la oposición”. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here