El fiscal Guillermo Marijuán imputó a la expresidenta Cristina Kirchner y al exministro de Planificación Julio De Vido por el delito de lavado de dinero, en la causa que investiga la ruta del dinero K.

La decisión del fiscal se precipitó después de la declaración de 12 horas de Leonardo Fariña ante el juez Sebastián Casanello. A pesar del secreto de sumario, trascendió que el valijero mencionó a Cristina y Néstor Kirchner y que aseguró haber estado en la Quinta de Olivos en varias oportunidades. Fariña también habló de asados y partidos de fútbol compartidos con el entorno presidencial.

LEÉR MÁS  Dujovne ya le puso techo a la paritaria 2018: "debería ser 16,6%"

Según el periodista Nicolás Wiñazki, Fariña declaró que la propia Cristina organizó una estructura para sacar del país o blanquear en inversiones locales fondos millonarios que, según él, tenían origen ilícito.

Estos son apenas algunos de los datos que habrían motivado al fiscal Marijuán a redactar un nuevo requerimiento, en el que también se imputó al financista Ernesto Clarens, socio de Báez y muy cercano al círculo íntimo de Kirchner. A Clarens se lo señala como el hombre que ayudó a los Kirchner y a Báez a hacer crecer de forma exponencial su patrimonio.

LEÉR MÁS  Un primo de Nestor Kirchner complicado con la justicia

La imputación de Marijuán suma un nuevo dolor de cabeza para Cristina Kirchner, que este mismo miércoles debe presentarse ante la Justicia para prestar declaración indagatoria en otra causa, la que investiga la operatoria del Banco Central con dólar futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here