Todas y cada una de las operaciones comerciales que el emporio Báez mantuvo con Los Sauces SA, la sociedad de la familia Kirchner, tenían como único responsable a Lázaro Báez.
Según detalla el diario La Nación, esa afirmación repitieron ayer Martín y Leandro, hijos del empresario, durante la declaración indagatoria por la causa que investiga los supuestos retornos pagados por el santacruceño a la firma de la ex familia presidencial a través del alquiler de inmuebles.
Con la misma línea argumental que había manifestado su hermano, Leandro Báez, que está acusado de lavado de dinero, señaló a su padre como el único responsable de las operaciones con Los Sauces. Y afirmó que sólo él mantenía una relación personal con los Kirchner, incluso después de la muerte de Néstor.
Leandro, el hijo menor del empresario, fue el primer miembro de la familia que habló ante la Justicia desde que su padre permanece detenido en el penal de Ezeiza, desde hace casi un año. Ingresó a los tribunales de Comodoro Py después de las 11 y permaneció en el despacho del juez federal Claudio Bonadio durante dos horas.
El hijo del empresario ratificó que el vínculo de su padre con los Kirchner se gestó a través de Néstor, “que era su amigo”, pero que después de su muerte continuó con Cristina. “Lázaro habló con Cristina y con Máximo luego de la muerte de Néstor y el tema fue el de las contrataciones y la relación comercial”, declaró.
Leandro Báez sostuvo, además, que en 2013, tras la emisión de un informe del programa de televisión Periodismo para todos, “hubo un quiebre en la relación” por el escándalo mediático.
Aunque Lázaro Báez, acusado de lavado de dinero en la causa conocida como Los Sauces, es el principal imputado, tanto sus hijos Leandro como Martín participaron oficialmente de los negocios realizados desde las empresas de la familia con Los Sauces.
Su hermano Martín Báez había sido indagado más temprano. El hijo mayor del empresario, aquel que apareció contando billetes en un video dentro de la financiera conocida como “La Rosadita”, presentó un escrito ante Bonadio y no aceptó responder preguntas.
Martín también afirmó que cada puesto que ocupó en las sociedades de la familia como accionista o directivo estaba precedida de una decisión tomada por su padre y “basada, únicamente, en criterios de confianza”.
La Justicia continúa hoy la investigación sobre Los Sauces con la declaración indagatoria de Luciana Báez, otra de las hijas del empresario. Luciana conoce las operaciones del Grupo Austral, ya que quedó a cargo del emporio patagónico cuando su padre fue detenido.
LEÉR MÁS  Se aprobó en Diputados la ley de "compre argentino"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here