El gobierno de Nicaragua, que acogió a Zelaya desde que fue expulsado el 28 de junio, consideró que es ”compleja” la situación generada a partir de la presencia de Zelaya en Honduras pero sostuvo que el mandatario de facto, Roberto Micheletti, ”tiene todas las de perder” en el conflicto.

En declaraciones al canal 12 de televisión local, recogidas por la agencia de noticias DPA, el vicecanciller nicaragüense, Manuel Coronel Kautz, manifestó que la decisión de Zelaya de regresar sorpresivamente a Honduras ”pone en mayores dificultades al gobierno golpista” y compromete por otra parte al presidente de Costa Rica, mediador en el conflicto, quien ”propuso un plan que en el fondo fracasó”.

Coronel Kautz también cuestionó la decisión del gobierno de facto de decretar toque de queda y cierre de aeropuertos, después de anunciarse una visita del secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza.

Desde Nueva York, donde asiste a la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente de Bolivia, Evo Morales, sostuvo que los golpistas en Honduras sólo tienen la alternativa de abandonar el poder y el gobernante de facto Roberto Micheletti tiene que renunciar de inmediato, informó la agencia de noticias Prensa Latina.

”Si Micheletti es democrático, no tiene otro camino que renunciar de inmediato”, señaló Morales a periodistas en la sede de la ONU, y resaltó la valentía de Zelaya y ”la rebeldía del pueblo hondureño en su lucha por la democracia”.

En tanto, el gobierno paraguayo a través del Ministerio de Relaciones Exteriores exigió en un comunicado a las autoridades de facto en Honduras que adopte todas las medidas necesarias para asegurar la vida y la integridad física de Zelaya.

La cancillería instó también en la nota a todas las fuerzas vivas de Honduras, a no adoptar acciones que puedan desembocar en hechos de violencia y a recurrir al diálogo.

En igual sentido se expresó el gobierno de Guatemala, que exigió que se garantice y respete la integridad física del presidente constitucional de Honduras.

El comunicado de la cancillería también pidió que se respeten los derechos humanos de los hondureños, que no haya violencia ni derramamiento de sangre.

”Guatemala reiteró su apoyo al llamado de la Comunidad Internacional para restablecer el orden en Honduras, restituyendo a Zelaya como presidente constitucional, y afirmó nuevamente que no reconocerá a ningún gobierno que esté en el poder al margen de la ley”, informó el ministerio. Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here