Sin embargo, para Zelaya, quien sigue en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, ”todo es una manipulación”.

 

”Estoy dispuesto a discutir cómo resolver la crisis política (…), estoy listo para conversar con el señor Zelaya siempre y cuando reconozca explícitamente las elecciones del 29 de noviembre”, dijo el canciller del Gobierno de facto, Carlos López, al dar lectura en televisión de un mensaje de Micheletti.

 

El ministro de Micheletti aclaró, no obstante, que ”de ninguna manera se ha hablado en este mensaje del retorno del señor Zelaya a la presidencia de la República”, como exige el mandatario derrocado y la comunidad internacional.

 

La propuesta ”no puede deshacer la orden de arresto de la Corte Suprema de Honduras en su contra ni los cargos que encara bajo nuestro sistema judicial independiente”, dijo.

 

”Mi oferta es alcanzar una solución política pero no puede resolver sus dificultades legales”, agregó López al leer en inglés el mensaje de Micheletti.

LEÉR MÁS  El gobierno provincial ultima detalles para reglamentar el uso del fracking

 

Según el diario El Mundo, el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dice que la oferta de diálogo es una ”manipulación” y acusó de no tener voluntad de resolver la crisis que vive el país.

 

”Todo esto es una manipulación”, indicó Zelaya en declaraciones a Radio Globo y el Canal 36.

 

Zelaya añadió que ”no hay voluntad de resolver la crisis que tiene el país” en Micheletti y afirmó que Honduras vive una convulsión ”a causa del golpe de Estado”, del que fue objeto el 28 de junio pasado.

 

”Deben de dejar de manipular a la opinión pública, yo he venido aquí para que el dialogo sea directo, para que no tenga comparsas, ni ningún tipo de disturbios”, subrayó el presidente depuesto.

 

Zelaya dijo que si no hay ”igualdad para todos” en los comicios generales convocados para el próximo 29 de noviembre, no hay trato.

 

LEÉR MÁS  El ejecutivo nacional eliminará 600 nombramientos políticos

El regreso de Zelaya a la presidencia es el punto central del Acuerdo de San José, presentado por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, en el proceso de mediación que encabeza. Ese punto fue rechazado por el Gobierno de Micheletti, decisión que, según el propio Arias, hizo fracasar la mediación.

 

López indicó que el diálogo propuesto se debe desarrollar ”en el marco de la Constitución hondureña”, y sugirió que incluso se puede poner en marcha la próxima semana, con el apoyo de una comisión de cancilleres de países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

Indicó que el gobernante de hecho está dispuesto a hablar ”con cualquiera, en cualquier lugar y en cualquier hora”, y reconoció el trabajo de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton; el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, y el canciller de Panamá, Juan Carlos Varela.

 

Además, Roberto Micheletti, prometió al gobernante de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que respetará la embajada de ese país, donde se refugia el depuesto presidente hondureño, cuyos seguidores fueron desalojados del lugar por la Policía.

LEÉR MÁS  El gobierno provincial ultima detalles para reglamentar el uso del fracking

 

Tras el desalojo hubo decenas de detenidos y heridos, sin que las autoridades hayan confirmado víctimas mortales, mientras que personal de las Naciones Unidas, en coordinación con el Ministerio Público, llevó agua y alimentos a Zelaya y sus acompañantes, porque se les había agotado.

 

El Ministerio Público llevó a sus casas al menos a 162 personas que se habían refugiado en la embajada durante el desalojo, dijo el portavoz de la institución, Melvin Duarte.

 

Explicó que Brasil debe decidir si le otorga asilo a Zelaya o lo entrega a las autoridades hondureñas, pues tiene pendientes órdenes de captura por delitos políticos y comunes.

 

Además, el Gobierno extendió el riguroso toque de queda (vigente desde el lunes) a partir de las 18.00 horas locales del martes hasta las 06.00 horas del miércoles.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here