TEGUCIGALPA, 12 Dic. (EUROPA PRESS) –

El Congreso hondureño ha destituido esta madrugada a cuatro de los cinco jueces que integran la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, en una medida avalada por el partido gobernante y criticada por la oposición.

Tras una intensa jornada, la decisión salió adelante con los votos a favor de 97 diputados –principalmente los del Partido Nacional del presidente Porfirio Lobo– y 31 en contra a las 4:00 horas del miércoles. Los nacionalistas contaron con el apoyo de Unificación Democrática (UD) y algunos liberales.

Los cuatro magistrados destituidos, según informan los medios locales, son Rosa Linda Cruz de Williams, Francisco Ruiz Gaekel, José Antonio Guitérrez y Gustavo Bustillo Palma. Su destitución se debe a que votaron a favor de un recurso de amparo en contra de las pruebas de confianza que se realizan a los policías hondureños en el proceso de depuración que se está llevando a cabo en dicha institución.

El presidente del Congreso, Juan Hernández, fue el encargado de dirigir las negociaciones con los miembros de la Cámara para conseguir los votos necesarios para apartar a los cuatro jueces de su cargo. La negociación se sustentó en el informe elaborado en 24 horas por una comisión especial creada expresamente para el asunto.

LEÉR MÁS  Carrió dijo que el PJ la fue a buscar

El presidente de dicha comisión, Rigoberto Chang Castillo, presentó a los diputados los argumentos por los que se considera que los jueces procedieron de forma indebida a la hora de fallar sobre un decreto que ya había sido derogado. Según el informe, la decisión de la Sala Constitucional ”no es congruente con la política de seguridad implementada por los poderes Ejecutivo y Legislativo”.

Tras ello, el diputado nacionalista Jeffrey Flores presentó una moción para destituir a los magistrados y se abrió un debate, en el que desde la oposición se advirtió del ”golpe” entre poderes del Estado que constituía la medida y se puso en tela de juicio la capacidad del Legislativo de destituir a miembros del Supremo.

El presidente de la bancada liberal, José Alfredo Saavedra, consideró que la medida tiene el ”único propósito de amedrentar a otro poder del Estado como lo es el Poder Judicial”. Según el líder liberal, el Congreso no tiene entre sus ”atribuciones” el ”aprobar o improbar las sentencias emitidas por la Corte Suprema de Justicia”.

LEÉR MÁS  El Gobierno va a reducir los aumentos de gas y luz gracias al radicalismo

También algunos diputados nacionalistas se pronunciaron en contra. Así, Daniel Flores subrayó que ”los poderes del Estado son independientes” y denunció que ”en Honduras no se respeta la Constitución y en Honduras no se respeta el estado de derecho”.

PRESENCIA DEL EJÉRCITO

Durante parte de la jornada, el Ejército se desplegó en torno a la sede del Congreso, lo que generó tensión y temor, pero posteriormente los soldados se retiraron de la zona.

Según el diario ‘La Prensa’, la destitución agudiza aún más la crisis institucional en Honduras que se viene evidenciando desde hace varios meses por las críticas del Legislativo y el Ejecutivo hacia el Judicial por declarar inconstitucionales cerca de siete proyectos de ley que se pretendían implementar.

La destitución se discutió a escasas horas de que el pleno de la Corte Suprema de Justicia resuelva sobre la inconstitucionalidad del decreto 89-2012, declarado ilegal por el voto de los cuatro magistrados destituidos.

LEÉR MÁS  "Las provincias no tienen nada que ver con la mala administración del gobierno nacional"

En su veredicto de hace unas semanas, la Sala Constitucional –por cuatro votos a favor y uno en contra– determinó que el decreto de ley que ordena depurar la Policía y que autoriza la aplicación de pruebas de confianza es inconstitucional porque viola principios como la presunción de inocencia y el debido proceso.

Entretanto, el defensor del pueblo, Ramón Custodio, advirtió ayer antes de que se produjera la votación de que el respaldo a la destitución de los jueces está fuera de la ley . ”Lo que estamos presenciando es algo que no debe pasar en un estado de derecho donde los hombres no se ubican por encima de la leyes”, subrayó.

”Los abusos que se están cometiendo en nombre del pueblo desde el Congreso Nacional son un pésimo ejemplo en un estado de derecho donde las cosas se arreglan desde la institucionalidad”, incidió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here