Hierro Indio: “Bárbaros, las ideas no se matan”

Dos comunidades que hasta ayer eran amigables y hasta socias en la lucha por el camino Alvear-Malargüe hoy se están atacando de una manera inusual e inesperada. La diferencia entre ambas comunidades es diametral. Por un lado ”toda” la comunidad alvearense se manifiesta en contra de la minería, mientras que ”toda” la comunidad malargüina respalda la actividad mencionada.

Esta masividad en el pensamiento nos llama a una serie de análisis muy contradictorios, a saber: 

Si algunos de los alvearenses vivieran en Malargüe hoy, estarían saliendo a la calle en defensa de la minería, porque ”Todos” los malarguinos apoyan la minería.

Si algunos malargüinos residieran hoy en Alvear, estarían en los cortes de ruta en contra de la minería, porque ”Todos” los alvearenses apoyan la lucha antiminera.

La Cámara de Comercio de Alvear lidera los cortes de ruta en contra de la minería con duras declaraciones en contra de los defensores de la misma. Por el otro lado, la Cámara de Comercio de Malargue sale en ruda defensa de la minería. Muchos alvearenses exacerbados aseguran que los defensores de la minería son ”Asesinos”, este poncho les cae directo a los dirigentes malarguinos. En la última edición de la Feria de la Ganadería, organizada por la Cámara de Comercio alvearense, ambas cámara firmaron un reclamo por la construcción de la Ruta Alvear- Malargüe. ¿Firmaron un acuerdo con asesinos?.

Por la malaria de la agricultura mendocina en general y alvearense en particular de las últimas décadas, en los últimos gobiernos de distintos colores que data desde mediados de los años ´70, muchos alvearenses han emigrado a distintas regiones del país, logrando mejorar la calidad de vida de sus familias, algunos de ellos a Malargüe. ¿Estos alvearenses también son asesinos?
Algunos, aunque menos malargüinos, por cuestiones de trabajo, actualmente residen en Alvear. ¿También ellos están en contra de la minería que es el sustento de su departamento?

LEÉR MÁS  Majul y Feinmann, indignados con el juez Carzoglio y sus denuncias de amenazas

Los malargüinos que aseguran con vehemencia que la minería, en particular Hierro Indio, no contamina ni consume agua, ¿están seguros de ello? ¿Han tomado conciencia acerca de que se puede subsistir sin metales, pero no se puede vivir sin agua?

Los piqueteros alvarenses cortan ruta en contra de Hierro Indio con una herramienta del agro denominada rastra de dientes que es fabricada con hierro, al igual que casi todas las herramientas que se utilizan en las fincas.

Los mineros en plena montaña no pueden pasar su día de labor sin beber varias veces al día agua pura.

Los piqueteros alvearenses han tomado de rehenes a miles de personas en las rutas que transitan en vehículos fabricados a base de hierro y otros metales. Por otra parte, tanto piqueteros como rehenes se comunican con sus casas para relatar la situación por medio de celulares fabricados con distintos metales. Y todos, piqueteros y rehenes, deben beber agua para sobrellevar esas horas de sufrimiento.

De lo expuesto surgen una serie de preguntas:

¿Es cierto que en este mundo moderno se puede vivir sin metales como aseguran los alvearenses?. El slogan dice ”se puede vivir sin metales, pero no se puede vivir sin agua.

LEÉR MÁS  El peronismo celebra el Día de la Lealtad con actos divididos

¿Están absolutamente seguros los malargüinos que el proyecto Hierro Indio no contamina? Lo que significa que si realmente contamina estamos hipotecando el futuro de nuestros hijos y nietos.

Si los alvearenses rechazan la minería a ultranza, ¿están dispuestos a pagar las consecuencias? Escasez de materiales para construir herramientas para el agro, escasez de materiales para vehículos, celulares, televisores, heladeras, aires acondicionados, etc, etc. Mantener una postura tan extrema o dura significa tener que pagar consecuencias. ¿O acaso los alvearenses quieren salvar solamente su tierra y agua y que los metales y contaminación se lleven a cabo en otras regiones del mundo?

Pregunta final

Se podría hablar mucho más del tema, pero giraríamos alrededor de lo mismo, por lo cual podríamos sugerir una pregunta que serviría como conclusión a esta nota que pretende llevar un poco de cordura a una situación que cada vez se vuelve más tensa y puede derivar en situaciones inusitadas:

¿No sería bueno convocar a gente idónea, preparada, avezada, que tenga conocimientos y posiciones diferentes para que se analice este tema a fondo y lleve a una situación consensuada y racional?

Esto es un aporte, no sabemos si es la salida a esta situación, lo que si sabemos es que es necesario sacar de protagonismo a bravucones que no saben nada de lo que hablan y que son utilizados por intereses de ambos lados y que lo único que hacen es aportar más tensión e irracionalidad al tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here