Cuando nosotros acompañamos esta iniciativa lo hacemos porque entendemos que se encuentra en línea con lo que venimos planteando insistentemente”, expresó hoy Carlos Heller, presidente del Bloque Frente Nuevo Encuentro, durante el tratamiento en la Cámara de Diputados del proyecto para financiar los cambios introducidos en el Impuesto a las Ganancias.

El Presidente de la Comisión de Finanzas detalló que ”en primer lugar se elimina la exención del gravamen a las ganancias por resultados de compra-venta de títulos valores que no cotizan en Bolsa, pasando a tributar un gravamen del 15 por ciento”. En ese sentido, celebró que ”a partir de la aprobación de esta ley no veremos más casos como los de la venta de la mayor cementera del país sin que tribute un solo peso al Estado”.

El legislador informó además que ”con el mismo sentido, el proyecto deroga el artículo 78 del decreto 2284/91, que establecía la exención del tributo a las ganancias por la compra-venta de títulos valores para los residentes del exterior (sociedades y personas físicas)” y explicó que esa exención ”es una típica medida generada en el período neoliberal, que otorgaba un beneficio diferencial a inversores externos en detrimento de los inversores nacionales, dentro de una política general de atraer capitales del exterior a cualquier precio, alentando la extranjerización y la privatización de las empresas nacionales”. Heller destacó también que esa medida ”estaba incluida en el proyecto de ley que el bloque del Nuevo

Encuentro presentó a mediados del año pasado” y resaltó que la derogación ”recoge una aspiración que el Frente Nuevo Encuentro planteó con anterioridad”.

Durante su intervención, el candidato a renovar su banca en la lista porteña del Frente Para la Victoria cruzó a los referentes de la oposición que calificaron la medida del Ejecutivo como ”electoralista”. ”Se trata de un proyecto de ley, enviado por el Poder Ejecutivo, que forma parte de la política tributaria y fiscal del Gobierno nacional. Lo digo y quiero destacarlo porque creo que se trata de un error tratar esta iniciativa como una medida aislada o electoralista o como un cambio tributario parcial”, resaltó Heller.

”Lo cierto es que desde el 1° de septiembre los trabajadores solteros y casados que cobren hasta 15.000 pesos brutos dejan de pagar Impuesto a las Ganancias, lo que sin más quiere decir que el 89,8 por ciento de los trabajadores registrados en relación de dependencia dejan de ser sujetos alcanzados por esta tributación y que solo quedan incididos por el Impuesto a las Ganancias menos de un millón de trabajadores. Esa es la noticia”, subrayó Heller.

”También habría que decir que a quienes ganan entre 15 y 25 mil pesos se les sube el 20 por ciento el mínimo no imponible, es decir, otros 955.527 trabajadores recibirán una mejora que será gradual y diferente según el nivel de remuneración. Y hay un incremento del 30 por ciento del mínimo no imponible para los asalariados de la Patagonia en su sentido más amplio, lo cual también tiene que ver con considerar las particularidades de lo que sucede en aquella región del país y que el 99,3 por ciento de los jubilados quedan exentos del pago del impuesto. Es decir, que solo quedará alcanzado el 0.7 restante, según dice el decreto”, completó el legislador.

Asimismo, Heller defendió que no se grave la compra-venta de acciones de empresas que cotizan en Bolsa ”partiendo de la idea de que hace muy pocos meses este Parlamento sancionó una nueva ley de mercado de capitales destinada a promover un verdadero mercado de capitales ya que la Argentina tiene un escasísimo desarrollo en la materia”. En esa misma línea el diputado hizo hincapié en que ”la autoregulación proclamada por los liberales no ha servido para generar un mercado de capitales fuerte y dinámico, más bien todo lo contrario y estas reglas que promueve la ley que hemos sancionado en este Parlamento abrirán la posibilidad de un régimen más transparente, donde no sean los propios interesados los que establezcan las normas, donde los ahorristas puedan confiar y pueda hacerse realidad la posibilidad de que las personas que tienen ahorros inviertan directamente en el capital de las empresas de sus zonas de influencia, de sus provincias o de sus localidades”.

”Es imprescindible insistir en que estamos hablando de una política fiscal y tributaria dirigida a sustentar el desarrollo económico, la mejor distribución del ingreso y la inclusión social. Y fíjense que hablo de política fiscal y no solo de política tributaria porque en primer lugar hay que considerar cuál es la función del gasto público en el modelo de desarrollo que lleva adelante este gobierno desde el año 2003. Y en la actualidad, cuando uno observa este gasto, puede ver que allí aparece claramente marcada la función indelegable y el rol activo del Estado en materias como la seguridad social, la educación, la ciencia y la tecnología, la inversión en infraestructura económica y social, la construcción de viviendas, la salud, la promoción, la asistencia social”, señaló el legislador durante su intervención en el recinto.

”Creemos que nadie puede poner en duda que se trata de una medida que va en la dirección del proyecto del que formamos parte. Lo sorprendente y lo que podría calificarse de oportunista o electoralista sería una medida que se apartara de ese rumbo. El Gobierno, con este proyecto, ratifica su voluntad de profundizar las políticas que hay hacia una progresividad impositiva que pueda ser utilizada para mejorar la distribución del ingreso”, finalizó Heller.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here