Luego del polémico artículo en el que el periodista Alfredo Leuco criticó a Abuelas y Madres de Plaza de Mayo y dijo que es necesario que haya “nuevos organismos de Derechos Humanos”, la respuesta de Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas, y de Hebe de Bonafini, presidenta de Madres, no se hizo esperar.

En el artículo, Leuco había dicho: ”Hay varias organizaciones no gubernamentales antiguas que han perdido el rumbo y han dejado de ser útiles a la sociedad (…) En su momento jugaron un extraordinario papel de denuncia. Pero el tiempo fue pasando y los 12 años de patoterismo de estado kirchnerista lograron ponerles camiseta partidaria, vaciarlas de contenido plural y ecuménico y, en algunos casos, meterlas en el nauseabundo pantano de la corrupción”.

Hebe de Bonafini fue implacable en su respuesta. Con su estilo vehemente y sin concesiones, dijo a Radio Del Plata que Leuco “desconoce todo, no sabe nada, habla por lo que le dictan, por quien le paga para que haga lo que hace, entonces dice lo que le dicen, es como si fuera Chirolita”. Luego, agregó: “Él traicionó sus propios pensamientos, no va a estar en ningún libro de Historia, nadie se va a acordar de él”. Y sentenció: “Leuco tiene odio de clase, odio al peronismo, odio a Néstor y a Cristina, a nosotras, a nuestros hijos”.

Sobre su apoyo al kirchnerismo, Hebe dijo: “Sí, soy kirchnerista, las Madres nos hicimos kirchneristas, eso no se lo niego, es en lo único que dice la verdad. Pero no me compraron con plata, me compraron con amor: con lo que me dieron, diciéndome que era su madre y que mis hijos eran sus compañeros, y lo decían con honor, me compraron con los despidos de los generales, con los juicios a los asesinos, me compraron abriéndome las puertas de la casa de gobierno para entrar cuando queríamos, me compraron con la sencillez, con lo que hicieron por el pueblo. Ellos cumplieron con lo que pedían nuestros hijos. Yo soy kirchnerista, soy de Néstor y Cristina, soy un soldado”. Y agregó: “Yo creo que la plaza del 24 fue para ellos, fue para decirles ‘Aquí estamos’, ni nos fuimos ni hemos perdido, solo una pequeña batalla, estamos en la lucha”.

También, aprovechó para mencionar la escasa cobertura que tuvo la marcha, que coincidió con la visita del presidente estadounidense Barack Obama y fue una de las más multitudinarias: “A algunos les picó mucho la marcha, entonces no nos pusieron”. Y reflexionó: “La plaza fue decirle sí a Néstor y a Cristina, decirles que repudiamos la venida de Obama, que repudiamos al presidente que nos tocó tener, que es un dictador, fue un repudio a Macri y a Obama”.

La respuesta de Estela de Carlotto a Leuco también fue clara y contundente. Dijo que “el que perdió el rumbo es él. Creo que está condicionado”. Y señaló: ”La verdad que da pena. Mi respuesta al señor Leuco es que puede hablar, porque lo dejan, para él no hay ningún tipo de censura. Que recuerde que hay todo un pueblo de pie, una juventud que está activa y va a defender la democracia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here