Las integrantes de la asociación impidieron que la Justicia avance en el caso de un supuesto desvío de más de 200 millones de pesos.

Un juez ordenó realizar un inventario de los bienes que hay en la sede de Madres de Plaza de Mayo en Buenos Aires y las integrantes, entre ellas, Hebe de Bonafini, se resistieron a la orden judicial.

Desde sus redes sociales, la asociación denunció que los funcionarios judiciales se presentaron en el lugar sin notificación y durante el receso de las vacaciones de verano, con un magistrado de guardia, por lo que se atrincheraron y no permitieron su paso.

LEÉR MÁS  Una mujer murió tras caer en el Cacique Guaymallén

“Tengo 90 años y tengo que estar en la puerta para impedir que entren”, les dijo la referente de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, a las autoridades, que le respondieron que actuaban “de buena fe” para cumplir una orden de la Justicia.

“Yo no le creo más a nadie, creo que quieren afanar todo y por eso levantan la feria y vienen por la mañana temprano”, les lanzó Bonafini, en un video aportado por las Madres.

LEÉR MÁS  Peña contra los gremios que apoyan a Moyano: “Quieren que el Gobierno fracase”

“Un nuevo capítulo del plan de persecución a las Madres. Habilitaron la feria judicial de manera ilegal y sin fundamento, con intervención del Ejecutivo y sin notificar a las Madres. Esto viola manifiestamente las garantías constitucionales”, dijeron desde la asociación.

El registro de la sede tiene lugar en el caso en el que se investiga el supuesto desvío de más de 200 millones de pesos en un programa de construcción de viviendas sociales administrado por la fundación de Madres de Plaza de Mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here