Hay negociaciones entre la CTA y la CGT para una posible unificación

La CTA de los Trabajadores comenzará las tratativas para unirse a la CGT. El jueves, durante el congreso nacional de la CTA liderada por Hugo Yasky, que se realizará en el microestadio de Lanús, se anunciará oficialmente la decisión.

Yasky expresó que “los representantes de todas las provincias van a llevar un mandato al congreso para facultar al consejo ejecutivo y de ese modo poder iniciar las tratativas para reunificar el movimiento sindical, con la decisión de la CTA de ingresar con sus organizaciones sindicales en la CGT”. Por ahora, la definición no se extenderá a otras ramas de la central: Pablo Micheli, secretario general de la CTA Autónoma, se mostró en desacuerdo con la iniciativa, a menos –dijo– que la conducción de la CGT esté a cargo de «alguno de los compañeros o compañeras que encabezaron la resistencia al ajuste del gobierno de Mauricio Macri».

El motivo por el cual los sindicatos de la CTA de los Trabajadores quieren volver a formar parte de la CGT, a casi treinta años de su ruptura, “tiene que ver –explicó Yasky– con la Argentina que pasó, es decir, la de los cuatro años de ajuste, la que atacó a los trabajadores, la que intentó avanzar con la reforma laboral, privatizar la jubilación, y la que tiene índices de pobreza cercanos a los de países africanos». Según el dirigente, «ese escenario nos fue planteando la necesidad de fortalecer el núcleo de lo que fue la resistencia social a las políticas de Cambiemos durante estos años: el movimiento sindical”.

LEÉR MÁS  Capitanich es el nuevo gobernador del Chaco

Para Yasky, la necesidad de la unidad se da en el contexto de un debilitamiento de los procesos democráticos en la región: “En América Latina ha habido grandes retrocesos y todo tiene su explicación en la atomización y fragmentación que promovieron gobiernos de derecha y neoliberales”, dijo. “En ese sentido, mirando lo que fueron estos últimos años de gestión neoliberal, no queremos que nos vuelvan a decir ‘los une el espanto’”.

Sobre el posible triunfo del Frente de Todos en las próximas elecciones, Yasky planteó: “Queremos que nos una la voluntad de construir un protagonismo de la clase trabajadora. Los tiempos que vienen van a ser de disputa política intensa y por eso tenemos que tratar de ser capaces de constituir una fuerza sólida, con una propuesta consistente, para que el gobierno de Alberto y Cristina Fernández sea fuerte. Eso es lo que va a necesitar toda la sociedad y el pueblo trabajador”, agregó.

En el cierre del congreso nacional de la CTA de los Trabajadores estarán presentes el candidato a presidente por el FdT, Alberto Fernández; así como los candidatos a gobernador y vice de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y Verónica Magario, y el diputado Máximo Kirchner. También participarán dirigentes de la CGT y de los movimientos sociales, como Hugo Moyano, quien asumió la semana pasada su octavo mandato como titular de Camioneros; Sergio Palazzo, secretario general de la Asociación Bancaria; Víctor Santa María, titular del Suther, y Facundo Manrique, dirigente del Smata. Según explicó Yasky, todos ellos son representantes de “sectores con los que venimos trabajando en escenarios complejos y en distintos episodios de unidad en la acción y que por supuesto están de acuerdo con esta decisión de unificación de las centrales”.

LEÉR MÁS  Las protestas no se detienen y la violencia policial tampoco en las calles de Quito

Desde la CTA Autónoma, Pablo Micheli dijo que no está de acuerdo con llevar adelante un proceso de unidad “si quienes van a conducir el proceso son los mismos que hace unos años atrás le estábamos diciendo ‘poné la fecha’”. «Que la CTA pierda identidad para ir a una unificación en la que se impongan las políticas dubitativas y posibilistas como las que han tenido ‘los gordos’ durante el gobierno de Macri no nos parece correcto, más allá de que vayamos a tener un gobierno nacional y popular por el que incluso hemos peleado», definió Micheli, en diálogo con este diario.

«Queremos en todo caso discutir cómo se conformaría la conducción de ese reagrupamiento. Y ni hablar de que sea -Héctor- Daer o alguno de ‘los gordos’, porque eso significaría una domesticación». Sin embargo, el dirigente de la CTA-A aclaró que «si la conducción es de alguno de los compañeros o compañeras que encabezó la resistencia al ajuste de Macri nosotros participaríamos con gusto». Finalmente, subrayó que asistirá al congreso de la CTA y porque fue invitado personalmente por Yasky. «Vamos a acompañar, al margen de la decisión que ellos van a tomar y que obviamente vamos a respetar.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here