El artefacto fue hallado en un puesto municipal de Tres de Febrero. En la provincia apuntan contra las mafias. “Bonadío vamos por vos y tu familia”, decía una de las inscripciones.

La Policía de la provincia de Buenos Aires halló el lunes 15 de enero, a las 21:30, una bomba casera en un puesto de la Municipalidad de Tres de Febrero, ubicado en Triunvirato y El Payador. A pocos metros del artefacto, había placas metálicas con amenazas a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y al juez federal Claudio Bonadio.

“Bonadio, vamos por vos y tu familia”, era una de las inscripciones. La otra hacía referencia a los incidentes registrados el 18 de diciembre durante la discusión de la reforma previsional: “Bullrich, liberá ya a los presos del Congreso”.

LEÉR MÁS  "La Reforma de la Corte está manchada"

Por el tenor de la amenaza, se realizó una denuncia que quedó radicada ante el juzgado federal N° 2 de San Martín. Fuentes oficiales creen que las intimidaciones están vinculadas con las mafias que ha combatido el gobierno de María Eugenia Vidal desde su asunción en el poder. De hecho, no se trata de la primera amenaza de este tipo. En agosto del año pasado, explotaron bidones con nafta a pocos metros del Ministerio de Seguridad bonaerense.

LEÉR MÁS  En medio de movilizaciones contra el fracking: el Gobierno inicia una nueva etapa en la actividad petrolera de Mendoza

 

Fuentes de la investigación explicaron a Infobae que la bomba no llegó a explotar porque falló el timer, sin embargo tenía todo lo necesario como para ser detonada. A su lado había un bidón de combustible de cinco litros, tres envases de gas butano, una caja de fósforos, servilletas, una batería de 9 voltios y varios cartuchos de elementos de pirotecnia.

El 5 de enero, otros dispositivos explosivos caseros fueron encontrados frente al Departamento Central de Policía. Eran bombas armadas con tubos de gas butano, timer, y panfletos con amenazas firmadas por Partido Obrero, que rechazó su vinculación. Por ese hecho fueron detenidas y liberadas dos personas.

LEÉR MÁS  Etchevehere tras desvincular a 330 empleados: “Hay que adaptar la realidad del ministerio a la realidad del país”

El juez Bonadio también ha sido víctima de otras amenazas. A principios de 2017, el estudio de grabación de su hijo Mauro amaneció con pintadas en su contra. A mediados de 2016, realizó una denuncia contra un blog que había convocado a realizar un escrache en su domicilio. Y un año antes, en 2015, mientras investigaba la causa Hotesur, declaró en una entrevista: “Si aparezco suicidado, busquen al asesino porque no es mi estilo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here