Guaymallén: por una obra de 5 meses, se pagó un sobreprecio de más de $ 2 millones

Por Mariela Loncharich

Los supuestos beneficiados y negociados tras las licitaciones públicas efectuadas en la obra pública del municipio de Guaymallén siguen destapando nuevas irregularidades. Así como sucede a nivel provincial, la falta de una real regulación y transparencia en estos procedimientos, terminan por sorprender en las cifras millonarias de “sobreprecio” que gasta  el Estado frente a ciertas firmas “amigas” y obras que en algunos casos, no son tan correctamente ejecutadas.

El negocio de la obra pública salpica a muchos empresarios como funcionarios en la provincia. No solo desde el tipo de empresas adjudicadas y los vínculos con el sector político, sino por el tipo de adjudicación y los montos. Cada vez más, queda en evidencia el “meganegocio” histórico de los políticos y los empresarios: los sobreprecios en la “ampliación” de obras, la demora en la entrega de obras por los sobremárgenes debido a la “inflación”, y también se observa, la “puesta en valor”: la reparación de lo arreglado en los principales espacios del Gran Mendoza, con retoques millonarios quizás no tan necesarios que sí requieren muchos otros espacios de la provincia olvidados.

En este caso estamos hablando de la firma Kraft Constructora SRL, una empresa que ha obtenido diversas adjudicaciones en Guaymallén. Sin embargo, la documentación a la cual accedió Diario Somos, muestra ciertas irregularidades que llaman la atención en una millonaria ampliación de precios por la pavimentación de calles, aprobada a través de diferentes decretos por el mismo intendente Marcelino Iglesias.

LEÉR MÁS  La jueza Yáñez deslindó de responsabilidad penal a Mauricio Macri por el ARA San Juan

La licitación (1312/2016) de la que se habla, cuyo decreto de adjudicación 1689/2016 tiene fecha el 9 de junio del 2016 en el departamento, se otorgó a la empresa Kraft con el objeto declarado de “repavimentación concreto asfáltico en calles varias de Guaymallén”.

El presupuesto oficial de estas obras fue de $6.376.658 millones. Al momento de la apertura de sobres, se presentaron tres oferentes, la empresa Laugero, Pagliara y Kraft. Esta última fue la ganadora y la que propuso el menor costo para ejecutarla: $5.917.473 millones.

La obra se debía iniciar en julio de 2016 y el plazo previsto de ejecución era de 5 meses desde la apertura, hasta noviembre.  En principio, el documento señala que las obras de repavimentación de “calles varias” iniciaban en calle Lateral Norte del Acceso Este desde Aallayme hacia el Oeste.

Posteriormente a esto, desde el municipio emitieron un decreto por el que le ampliaron el plazo de ejecución de la obra por unos días más, hasta el 30 de diciembre de 2016. En función de esto, el intendente aprobó una redeterminación del costo de obra del 20%. Es decir, se le autorizó a la empresa el pago de $1.183.237 millón adicional.

La ampliación de pagos por estas obras no terminó allí. Luego, el 24 de mayo de 2017 el municipio emitió dos decretos por el cual se le terminó haciendo un “reconocimiento de legítimo abono” a la empresa por $958.747 mil . Este último, a través del decreto aprobado por Iglesias recién el 9 de octubre de 2017 (2925/2017).

LEÉR MÁS  Próvolo: uno de los hechos más oscuros en la historia de Mendoza

De esta manera, lo llamativo es que en una obra de cinco meses de ejecución, el mismo municipio autorizo una ampliación de más de 2 millones del presupuesto inicial. Si bien hay un margen de redeterminación de precios cuando se extienden las obras por varios períodos en función de la inflación, la aprobación y entrega de un sobreprecio de dos millones resulta extremandamente llamativo por donde se lo quiera analizar. Principalmente, teniendo en cuenta que se trata de una obra prevista de pocos meses.

En adjunto, Diario Somos muestra los documentos que fueron aprobados por el mismo intendente para hacer la entrega del dinero a la empresa. Además, de la normativa firmada donde se le procede a adjudicar a la empresa Kraft estas obras poco claras en cuanto a calles y tramos que terminaron de pavimentar.

En conclusión: al monto original que iba a cobrar la empresa por $5.917.473,04, se le sumó la “redeterminación del precio la obra” por $1.183.237,93 y luego por $ 958.747.

En total, Kraft Constructora SRL terminó embolsando $8.059.458,59 millones, es decir un sobreprecio de $2.141.985 millones que salieron de las arcas del municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here