El gran vencedor de la megalicitación del Ministerio de Energía fue la empresa del amigo del Presidente, una constante en obras públicas desde que Macri era jefe de Gobierno porteño. Las inversiones rondarán los 500 millones de dólares.

El Ministerio de Energía aceptó sólo tres de las más de 30 ofertas que recibió de la mega licitación de cierre de ciclos combinados y cogeneración eléctrica, de las cuales dos propuestas fueron adjudicadas a Central Puerto, del contratista Nicolás Caputo, “hermano de la vida” del presidente Mauricio Macri. “De los más de 4500 MW licitados por inversiones superiores a los 3000 millones de dólares, sólo se aceptaron tres ofertas (por un total de 506 MW) y ninguna de ciclo de cierre, una forma de aumentar el rendimiento de centrales termoeléctricas que ya están en funcionamiento”, comunicó oficialmente ayer la cartera que conduce Juan José Aranguren. El otro proyecto fue para la firma Generación Mediterránea (del Grupo Albanesi). Si bien es la primera adjudicación que Nicky Caputo gana en energía durante la Presidencia de su amigo íntimo, se convirtió en el gran ganador de esta mega compulsa, por la que se invertirán más de 500 millones de dólares. En las anteriores dos licitaciones había quedado excluido. Entre los rechazados en esta última puja se encuentran Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Santos Uribelarrea (MSU), Araucaria Energy e incluso la estatal YPF. “(Central Puerto) ganó porque hizo una buena oferta y a los otros 22 se les dijo que mejoren los precios”, señalaron a PáginaI12 desde el Ministerio.

LEÉR MÁS  Los obispos ‘villeros’ del Papa Francisco

LEER MÁS
Las acciones que vuelan
La licitación comenzó el 28 de julio con la recepción de los sobres y se encuadra en la Emergencia Eléctrica vigente hasta diciembre. La compulsa “tiene por objetivo dotar de seguridad y confiabilidad al sistema eléctrico y hacer más económica su operación”, según afirmaron desde la cartera de Energía. La convocatoria para incorporar nueva generación de energía eléctrica eficiente mediante el cierre de Ciclos Abiertos y Cogeneración, un proceso que permite aprovechar el vapor residual de una industria ya existente y alimentar una turbina generadora de electricidad, recibió 33 ofertas con participación de 11 grupos empresarios localizados en siete provincias. Los proyectos de cogeneración se relacionaron, por las características del proceso, en industrias aceitera, petroquímica, destilería, química y gas.

A través de la Resolución de la Secretaría de Energía Eléctrica 820/2017 que se difundió ayer, se adjudicaron tres proyectos por un total de 506 megavatios (MW) sólo en el área de cogeneración. “Dos de ellos a Central Puerto SA (Luján de Cuyo en Mendoza por 89 MW y San Lorenzo en Santa Fe por 317 MW) y uno a Generación Mediterránea SA (Arroyo Seco en Santa Fe por 100 MW)”, comunicó Energía. “Los proyectos seleccionados cumplen el criterio de mostrar beneficios económicos superiores a los costos para el sistema eléctrico en todos los escenarios de disponibilidad de combustibles, en especial en lo que se refiere a la necesidad de quemar combustibles líquidos en los meses del invierno que planificamos que irán disminuyendo a medida que se recupera la producción gasífera del país”, de acuerdo con el comunicado oficial.

LEÉR MÁS  El gobierno provincial ultima detalles para reglamentar el uso del fracking

La inversión privada se estima en más de 500 millones de dólares y su repago se realizará mediante contratos de largo plazo con la demanda. Se trata de contratos con plazos de quince años y a precios superiores a los de la media mundial para participar del negocio más rentable que ofrece hoy la economía real argentina, debido el elevado precio que paga el Estado por la potencia instalada.

El amigo del Presidente presentó tres ofertas: Luján de Cuyo, Central Puerto Mendoza (93 MW), San Lorenzo Central Puerto Santa Fe (330 MW) y San Lorenzo Central Puerto Alternativo Santa Fe (316 MW). Por su parte, el grupo rosarino Albanesi que preside Armando Loson, se quedó con una de las tres centrales, debido a que fue la que presentó el pliego con los precios más bajos en cogeneración.

Las acciones de Central Puerto pegaron ayer un salto de 5,6 por ciento dentro del panel MerVal, mientras que las de Mirgor, otra empresa vinculada con Caputo, ganó un 6,9 luego de que el viernes finalizara con una ganancia de 14,2 por ciento (ver aparte). La familia Caputo tiene el 23 por ciento de la Sociedad Argentina de Energía (Sadesa), la segunda generadora del país, con intereses también en el eslabón de la distribución eléctrica y gasífera. En generación, la firma posee acciones en Central Puerto, Hidroeléctrica Piedra del Aguila, Central Térmica Mendoza y Central Térmica La Plata Cogeneración; y en distribución tiene intereses en Edesur y controla Ecogas, principal accionista de Gas Cuyana y de Gas del Centro. Entre los otros accionistas de Sadesa figuran además Carlos Miguens Bemberg, con el 33,9 por ciento de las acciones; Guillermo Reca, con el 22,5; los empresarios Escasany, con el 13,6; y los hermanos Ruete Aguirre, con el restante 7 por ciento.

LEÉR MÁS  El ejecutivo nacional eliminará 600 nombramientos políticos

Desde que Macri llegó a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, las empresas de “Nicky” accedieron a obras en Capital por casi 1400 millones de pesos, de los cuales 61 millones fueron en carácter de contratos de urgencia. En 2016, ya con Macri en la Casa Rosada, Caputo Sociedad Anónima, Industrial, Comercial y Financiera registró una ganancia neta de 143,8 millones de pesos, 43 por ciento superior a la contabilizada en el ejercicio anterior. El año pasado se le adjudicó la obra civil del reactor de investigación RA-10 y este año sumó la construcción del sistema de almacenamiento en seco de combustibles de Atucha I, a lo que ahora se agregan las dos centrales eléctricas en Mendoza y Santa Fe. Según la información a la que pudo acceder este diario, Caputo además se benefició con el “Sinceramiento fiscal” lanzado por el gobierno de su íntimo amigo. El empresario blanqueó 465 millones de pesos, o 26,5 millones de dólares, que no tenía declarados en el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here