A varias horas del cierre de la votación, tras una jornada pasada por agua que perjudicó la celeridad en el recuento de votos, es momento de parar la pelota y analizar quiénes fueron los más beneficiados por el resultado de ayer y quiénes lo más perjudicados.

En primer lugar, el gran ganador del súper domingo electoral fue el candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli. Con ocho puntos de ventaja sobre el frente Cambiemos (14 si se lo compara con Mauricio Macri) y casi 20 sobre el frente Una Nueva Alternativa (UNA), el actual gobernador bonaerense se consolidó ampliamente como el candidato más votado y tiene serias chances de ganar en primera vuelta, para lo cual sin embargo falta mucho.

Las encuestas venían marcando que Sergio Massa había logrado revertir el declive que venía sufriendo en los últimos meses, tras el alejamiento de un número importante de intendentes y dirigentes de peso en su espacio, situación que lo puso entre la espada y la pared cuando algunos de los sectores que impulsaban su candidatura lo invitaron a bajarse, con el supuesto objetivo de aglutinar en una sola candidatura las opciones opositoras de mayor peso. El tigrense perserveró y triunfó, porque con el alrededor de 20% de votos que obtuvo su frente -el cual comparte con De la Sota- se subió de nuevo a la pelea.

Aníbal Fernández fue otro de los grandes ganadores de la jornada electoral de ayer, a la cual llegó envuelto entre operaciones mediáticas y rispideces internas con sus contrincantes en la primaria. Finalmente se impuso sobre Julián Domínguez, aunque a menos distancia de lo previsto: algo más de cien mil votos, y en octubre competirá por la gobernación con el apoyo de la fórmula Domínguez-Espinoza y serias chances de ser el sucesor de Scioli.

Quien también celebró en el distrito más grande del país fue María Eugenia Vidal, la candidata de Cambiemos, quien logró ayer ser la dirigente bonaerense más votada, aunque su frente quedó ampliamente abajo del FpV. Cuando el jefe de Gobierno pensó en ella para la parada más difícil para el Pro, muchos pensaron que su perfomance electoral sería mala, sin embargo logró aumentar su conocimiento público y más de dos millones de personas le brindaron su voto, obteniendo más respaldos que el propio Macri en esa provincia.

LEÉR MÁS  El ejecutivo nacional eliminará 600 nombramientos políticos

Felipe Solá llegó a esta elección casi de casualidad, luego de que decidiera bajar su precandidatura tras la gran cantidad de candidatos que tenía el Frente Renovador hace algunos meses en territorio bonaerense. Finalmente tanto Darío Giustozzi, que retornó al FpV, como Francisco De Narváez declinaron sus candidaturas y eso le abrió la posibilidad al ex gobernador (2002-2007), quien cumplió su tarea con creces. Solá obtuvo casi un millón y medio de votos y se consolidó en el tercer lugar.

Una de las sorpresas de la jornada la dio el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) de la mano de Nicolás Del Caño, al imponerse sobre el Partido Obrero (PO) de Jorge Altamira por algo más de quince mil votos. Con el resultado de ayer, el Frente de Izquierda (FIT) tendrá una nueva cara para las elecciones de octubre.

Lucía Corpacci, iba por la reelección en sus pagos y logró con contudencia ser la candidata más votada. Obtuvo más del 52% de los votos y se posicionó muy lejos de Eduardo Brizuela Del Moral, ex mandatario provincial que se presentaba en esta elección por la Alianza Frente Cívico y Social y quedó muy lejos de la segunda mujer en ser electa gobernadora en la Argentina.

El gobernador chubutense, Martín Buzzi, va por la reelección en su provincia, pero primero tenía que ganar la primaria contra Miguel Díaz y lo logró holgadamente. Obtuvo el 90% de los votos y será el representante del oficialismo en las elecciones de octubre, donde no tendrá una parada fácil, ya que el ex mandatario Mario Das Neves fue ayer el candidato individual más votado y se prevee una elección muy pareja. Además, el dato clave fue que alrededor de siete puntos de Scioli en esa provincia no fueron para la fórmula FpV.

Alberto Rodríguez Saa hizo lo que su apellido ya nos tiene acostumbrados en la provincia de San Luis. Con un amplísimo margen -casi el 54% de los votos- se impuso sobre su inmediato seguidor, José Luis Riccardo, y se posicionó como el claro favorito en los comicios de octubre. Muchos indican que, tras una serie de gestos cruzados, el puntano podría acordar con Scioli.

LEÉR MÁS  Media sanción a la nueva ley de composición y funcionamiento de la Suprema Corte

Gustavo Bordet tenía un duro desafío en la provincia de Entre Ríos, donde el radicalismo por primera vez en su historia declinó la posibilidad de presentar un candidato y se posicionó detrás del ruralista y actual senador Pro, Alfredo De Angeli. Finalmente el candidato del FpV obtuvo más de 9 puntos de diferencia sobre el ex miembro de la Mesa de Enlace y se encamina con fuerza para suceder al mandatario entrerriano, Sergio Urribarri.

Sergio Uñac competía en la interna del FpV con Ruperto Godoy, a quien derrotó ampliamente, con más del 85% de los sufragios. Además, se posicionó como el candidato más votado, con más de 198 mil votos. Detrás quedó el actual senador Roberto Basualdo, que quedó a más de cien mil votos de Uñac.

Incógnitas:

Mauricio Macri logró posicionarse, tal como anticipaban las encuestas, como el candidato opositor más votado, aunque individualmente quedó a más de tres millones de votos de Daniel Scioli. Aún así, arrasó en su primaria contra Ernesto Sanz y Elisa Carrió, en la que obtuvo más del 80% de los votos, y metió un gol importante en la provincia de Buenos Aires de la mano de Vidal. El resultado no es del todo positivo por la diferecia que le sacó el candidato oficialista, pero el jefe de Gobierno dará pelea y buscará llevar la decisión final a la segunda vuelta.

José Manuel De la Sota perdió en su primaria contra Sergio Massa, pero el casi millón y medio de votos que consiguió fueron vitales para que el frente UNA se posicionara con fuerza en el tercer lugar. Además, arrasó en sus pagos cordobeses. De cara a la primera vuelta de octubre, muchos especulan que el cordobesismo que él encabeza podría pactar con Scioli, lo cual seguramente buscará evitar el líder del Frente Renovador.

LEÉR MÁS  El gobierno provincial ultima detalles para reglamentar el uso del fracking

Mario Das Neves fue el candidato chubutense más votado en la elección de ayer, aunque la sumatoria del FpV lo relegó al segundo lugar. Muchos especularon con que los puntos de Scioli que no fueron a la fórmula oficialista podrían haber engrosado el caudal de votos del ex gobernador de Chubut, quien tiene una buena relación con el actual gobernador bonaerense. Todavía es una incógnita qué pasará en la primera vuelta.

Perdedores:

El presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, no pudo con Aníbal Fernández. Si bien la distancia entre ambos fue menor a la que pronosticaban las encuestas, al oriundo de Chacabuco ahora le tocará acompañar el binomio que conforman el jefe de Gabinete y Martín Sabbatella.

Jorge Altamira es el referente más conocido que tiene el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), en representación del PO. Seguramente el resultado que obtuvo ayer, donde fue derrotado por la fórmula del PTS, habrá sorprendido a más de uno, y ahora a su espacio le tocará acompañar a la nueva conducción.

Eduardo Brizuela Del Moral busca volver a conducir los hilos de la provincia de Catamarca, como ya lo hizo durante los años 2003 y 2011. Ayer logró un resultado importante (39% de los sufragios), aunque quedó lejos de la actual gobernadora, Lucía Corpacci. El dato fue que el radical obtuvo más votos que el frente Cambiemos en la categoría presidencial en su distrito.

A pesar de haber obtenido casi tres puntos más que el frente UNA en la categoría presidencial, el senador Roberto Basualdo quedó muy lejos de la pelea por la gobernación sanjuanina, que si no sucede algo inesperado quedará en manos de Sergio Uñac.

Alfredo De Angeli logró en poco tiempo un ascenso político importante, cuando pasó de dirigente de la Federación Agraria a senador nacional. Ahora buscaba seguir con ese crecimiento personal al candidatearse para la gobernación de su provincia natal, Entre Ríos. El resultado que consiguió el dirigente Pro lo aleja un poco de esa pretensión, aunque todavía hay espacio para un batacazo.

Fuente: PolArg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here