”Logramos un acuerdo, todo el mundo aportó lo suyo. Las negociaciones fueron francas, a veces tensas pero siempre respetuosas”, aseguró la ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, esta tarde en conferencia ante más de 700 periodistas.

”No ha sido simple, había intereses divergentes. Pero logramos hacer converger las posiciones hacia un texto que nos parece equilibrado y exigente en cuanto a su puesta en marcha”, agregó la ministra gala, que presidió estas reuniones por ser Francia quien ejerce la presidencia del G-20 hasta noviembre 2011.

Pese a las conjeturas y al temor de un fracaso de esta primera reunión de ministros del año, se alcanzó un compromiso cuyos criterios comprenden ”la deuda y el déficit público, el ahorro y las inversiones, la balanza comercial y el saldo de inversiones corrientes”, precisó Lagarde tras una intensa jornada de reuniones.

Asimismo, el comunicado final evoca ”la necesidad de tener en cuenta las tasas de cambio y las políticas fiscales y monetarias”.

Este acuerdo es la primera etapa de un proceso en dos tiempos. El objetivo final es que el G-20 logre un convenio global sobre ”líneas directivas indicativas” en la próxima reunión de ministros de Economía y Finanzas en abril próximo en Washington.

LEÉR MÁS  Cornejo anunció la construcción del parque solar de Anchoris

Entretanto, los países del G-20 se comprometieron a tener en cuenta “las situaciones regionales y nacionales particulares, especialmente de los países productores de materias primas”.

En este punto se incluye la situación de la Argentina, como así también la de Brasil, Arabia Saudita y Australia, también integrantes del G-20.

En cuanto a la lucha contra la volatilidad de los precios de las materias primas no hubo ningún avance. La propuesta francesa chocó con el rechazo de Argentina, Brasil, Estados Unidos, China, Canadá y Reino Unido, entre otros.

Al respecto, el ministro de Economía, Amado Boudou, sostuvo que Argentina defiende ”una postura que tiene en cuenta a los países productores y demandantes”.

”La regulación de los precios no es un objetivo posible, iría en contra de los objetivos que es mejorar la seguridad alimentaria porque caería la cantidad ofrecida”, destacó Boudou.

LEÉR MÁS  Trabajadores rurales marcharon por las calles de Mendoza

En el mes de mayo se realizarán en Argentina talleres de trabajo sobre materias primas, mientras que un grupo de trabajo sobre el tema deberá ser puesto en marcha el año próximo bajo la presidencia japonesa del Grupo, cuyos 20 integrantes reagrupan el 85% del producto bruto interno (PBI) mundial.

Según diversas fuentes diplomáticas, China habría bloqueado el texto final durante la noche del viernes al sábado entre colaboradores de ministros y representantes de los bancos centrales del G-20, antes de que los jefes de las delegaciones disiparan las diferencias este mediodía.

La lista de indicadores no toma en cuenta las reservas de cambio, una de las medidas más controvertidas. China, que se opuso férreamente en este punto, es acusada de beneficiarse para acumular las mayores reservas económicas mundiales.

Primer exportador mundial y segunda economía del mundo, China se comprometió a reducir su excedente comercial.Por su parte, el titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Dominique Strauss-Kahn, se mostró conforme con el acuerdo alcanzado y remarcó los “métodos menos brutales” del FMI desde que él lo dirige, como si defendiera su balance en la perspectiva de una campaña electoral.

LEÉR MÁS  Susana Balbo renunció a su banca de diputada nacional

La presencia de Strauus-Kahn, posible candidato socialista a la presidencia en 2012 provocó mucho interés en la prensa francesa.

Analistas políticos franceses aseguraron que esta Cumbre fue un preámbulo del posible duelo que Strauus-Kahn sostendría con el presidente Nicolás Sarkozy -candidato a su propia sucesión- en mayo del año próximo.

En otro orden, el titular del FMI reconoció que debería haber otorgado ”menos elogios” a la política económica del ex dictador tunecino Zine Ben Ali, quien debió huir del poder el mes pasado luego de que una revuelta popular sacudiera a Túnez por varias semanas.

Mientras las reuniones se sucedían en Bercy, un fuerte operativo policial rodeó el imponente Ministerio de Economía galo para controlar a unos 500 personas que convocadas por diversos grupos alter mundialistas protestaron contra la realización del encuentro del G-20.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here