Tras el paro de la CGT, Macri lanzó un desafío a la conducción sindical y al peronismo. El presidente parece apostar a más polarización con el kirchnerismo

El presidente Mauricio Macri fijó ayer la estrategia política y electoral del Gobierno. Les envió un mensaje a la central obrera y al peronismo: dijo que seguirá apostando al diálogo con todos los sectores, pero los desafió a que las diferencias se van a dirimir sólo en las elecciones legislativas del 22 de octubre.

LEÉR MÁS  Emotiva carta de la madre de Sebastián Bordón a la madre de Santiago Maldonado

“Las cosas en que tengamos diferencias, ¿dónde las vamos a dirimir? En las elecciones de octubre”, advirtió el jefe del Estado, al presidir en el Banco Nación el lanzamiento de créditos hipotecarios a 30 años con tasas de interés entre 3,5 y 4,5%, indexados por la inflación.

El Presidente considera que logró deslegitimar a la CGT, al asociarla con la violencia y las mafias, y a los piqueteros, al despejar los accesos a la ciudad y provocar que fueran criticados por la propia CGT.

LEÉR MÁS  Reunión clave entre Mendoza y Chile por la visita del Papa

Una encuesta telefónica de Isonomía, que según el diario Clarín Macri recibió el día anterior al paro, contribuyó a ratificar esa estrategia: sobre 800 casos, el 56% de los ciudadanos de la Capital y el conurbano bonaerense no estaba de acuerdo con el paro y el 37% lo apoyaba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here