”Estas revoluciones en el mundo árabe abren una nueva era en nuestras relaciones con estos países. Es un cambio histórico, no debemos tener miedo”, aseguró Sarkozy esta noche en un corto mensaje radiotelevisado donde evitó referirse a los integrantes de su gabinete pero anunció algunos cambios.

El mandatario designó al ministro de Defensa y ex primer ministro, Alain Juppé, como nuevo canciller -ya ocupó el cargo de Canciller entre 1993 y 1995- en reemplazo de la cuestionada Alliot-Marie.

Al regresar esta mañana de un desplazamiento oficial en Kuwait, Alliot-Marie sostuvo con el apoyo del presidente a su gestión. Pocas horas más tarde el propio Sarkozy le solicitó la renuncia y anunció en un discurso radiotelevisado de 10 minutos su reemplazo.

LEÉR MÁS  ARA San Juan: Macri ordenó "seguir buscando" al submarino

Alliot-Marie se encontraba en el ojo de la tormenta por su viaje a Túnez en medio de las revueltas previas a la revolución tunecina y su relación con el dictador huido Zine Ben Ali, a quien le dos días antes de su huida le había ofrecido la ”ayuda policial” en el manejo de manifestaciones violentas.

LEÉR MÁS  Se aprobó en Diputados la ley de "compre argentino"

Pese a los numerosos pedidos de renuncia desde la oposición, Sarkozy le reiteró el apoyo a Alliot-Marie, pese a las continuas revelaciones de la prensa gala y el pedido de renuncia de la oposición.

Con este nombramiento, Sarkozy busca mejorar la opaca imagen dejada por la diplomacia francesa ante las revueltas en el mundo árabe.

No obstante, la pareja de la canciller saliente, Patrick Ollier, responsable de las relaciones franco-libias, permanece dentro del gobierno, a pesar de su relación personal con Muammar Kaddafi y de las acusaciones que pesan sobre él por señalarlo como intermediario en la venta de armas entre Francia y Libia.

LEÉR MÁS  “Con el ítem Zona el Gobierno quiere un cheque en blanco”

Asimismo, Sarkozy anunció otros dos cambios en su gabinete: Claude Guéant fue designado ministro del Interior en reemplazo de Brice Hortefeux.

Guéant, consejero personal de Sarkozy desde hace nueve años, cumplirá una doble función, pues el ministerio del interior absorberá al controvertido ministerio de la Inmigración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here