Un empresario argentino que es testigo clave en el juicio de corrupción de la FIFA aseguró el miércoles que las empresas Torneos de Argentina, TV Globo de Brasil y Televisa de México pagaron sobornos millonarios a la asociación a cambio de derechos de televisación de los Mundiales 2026 y 2030.

El argentino Alejandro Burzaco, expresidente de Torneos y Competencias, aseguró en la corte federal de Brooklyn que su empresa y sus socios Televisa y TV Globo pagaron al exjefe del fútbol argentino y exvicepresidente primero de la FIFA, Julio Grondona -fallecido en 2014-, un soborno de 15 millones de dólares a cambio de los derechos de televisación, internet y radio de las Copas del Mundo 2026 y 2030.

El testimonio de Burzaco, en su segundo día, tiene lugar tras el suicidio en Buenos Aires de un exfuncionario del fútbol implicado por el testigo en la red de corrupción.

Burzaco, también acusado de corrupción en el marco del escándalo FIFA, tiene un pacto de colaboración con el gobierno estadounidense para reducir su pena y es un testigo clave de la fiscalía en el juicio de tres poderosos exjerarcas del fútbol sudamericano que se declaran inocentes: el exjefe del fútbol brasileño José Maria Marín, el paraguayo Juan Ángel Napout, expresidente de la Conmebol, y el exjefe del fútbol peruano Manuel Burga.

US$15 millones

“Entre los tres socios (Torneos, Televisa y TV Globo) hicimos un acuerdo para repartirnos la carga de pagar $15 millones en sobornos a Julio Grondona”, dijo Burzaco en el juicio.

“El dinero para Grondona terminó en una subcuenta en el banco suizo Julius Baer”, añadió.

Gracias a este acuerdo, la FIFA otorgaría a TV Globo los derechos exclusivos de los partidos de los dos mundiales en Brasil, mientras Televisa y Torneos, asociados, los tendrían para el resto de Latinoamérica, afirmó.

Burzaco asegura que además de su empresa, las compañías TV Globo, Televisa, MediaPro de España, Full Play, Traffic y Fox Sports pagaban coimas a cambio de contratos de torneos de fútbol de la región.

Altos ejecutivos de los canales se reunían regularmente con jerarcas del fútbol para negociar coimas, según Burzaco.

El argentino sostuvo asimismo que Datisa -joint venture entre Torneos y Competencias, Traffic y Full Play para retener los derechos de la Copa América entre 2015 y 2023- acordó en marzo de 2013 pagar sobornos de 10 millones de dólares a Jeffrey Webb, presidente de la Concacaf, y Enrique Sanz, su secretario general, por la realización de la Copa América Centenario en 2016 en Estados Unidos.

Burzaco dijo que se reunió con Sanz en Zúrich en marzo de 2013 para coordinar “el calendario de pagos de esos 10 millones de dólares”.

Fox Sports y O Globo negaron las acusaciones tras los dichos de Burzaco el martes en su primer día de comparecencia.

“Cualquier insinuación en relación a que Fox tuvo conocimiento o aprobó sobornos es absolutamente falsa”, dijo Fox Sports en su cuenta de Twitter de Chile.

En términos similares, según medios brasileños, O Globo señaló “vehementemente que no practica ni tolera el pago de sobornos. Aclara que, después de dos años de investigación, no forma parte de los procesos que lleva adelante la justicia estadounidense”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here