Farmacéuticas exportaron entre 15% y 20% más que en 2011, con una facturación de u$s920 M

Francisco Martirena Auber
En 2012, las exportaciones de los laboratorios nacionales y extranjeros radicados en la Argentina crecieron entre 15% y 20% respecto de 2011 y alcanzaron los u$s920 millones, de los cuales cerca de u$s200 millones se destinaron a Brasil, país que irá ganando terreno este año.
El director de la Cámara Empresaria de Laboratorios Farmacéuticos (Cooperala), Juan Carlos López, anticipó a BAE Negocios que ”las exportaciones rondaron los u$s920 millones a diversos países y el crecimiento fue de entre 15% y 20 por ciento”. Consultado, apuntó que ”Brasil representa el 20% de las ventas al exterior”, lo cual da una cifra aproximada a los 200 millones de dólares.
Las exportaciones pertenecen a las firmas nucleadas en las tres cámaras sectoriales: además de Cooperala, la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA) y la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), que concentra a las compañías de origen extranjero que producen en el territorio nacional
Sobre una mayor presencia en los Estados Unidos, donde las ventas son irrelevantes, la intención de los laboratorios es ampliar la participación. ”Habrá contactos entre empresas para ganar mercado”, señaló López.
El universo de los productos exportados a Brasil es variado, ya que parte de los medicamentos de venta libre hasta los que requieren una prescripción médica. A comienzos de noviembre del año pasado más de sesenta empresarios, en representación de una veintena de compañías, participaron de la misión comercial a Brasil, junto con firmas biotecnológicas, cosméticas, de equipamientos hospitalarios y domiciliarios.
Empresas
En ese mes, la misión estuvo encabezada por la Cancillería; el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y por su par de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri. Los laboratorios interesados y que están encarando planes son: Bayer, Roemmers, Bagó, Pfizer, Adox, Sidus, Abbott, Temis Lostaló, Andrómaco, Omicron, Raffo, Gezzi, Gador, Elea y Cassara, entre otros. Biosidus cerró 2012 con un crecimiento en sus ventas de 20% interanual y una facturación de 44 millones de dólares
Uno de los objetivos inmediatos es negociar mayores exportaciones de medicamentos de venta libre en un mercado donde la oferta local puede incrementarse en u$s1.000 millones por año. Brasil importa anualmente, en la industria farmacéutica, por 3.500 millones de dólares.
Más adelante, y de acuerdo con los planes del Gobierno, sería el turno de los genéricos, y finalmente de los medicamentos con receta. No obstante, está claro que los plazos para la sustitución de importaciones provenientes de Asia no pueden fijarse porque hay un proceso de homologación que está buscando modificarse en Brasil.

LEÉR MÁS  Guillermo Elizalde: “En el PJ sobran candidatos”

Trabas comerciales en 2012
La misión comercial a Brasil se consensuó el año pasado, luego de que se destrabaran las exportaciones de medicamentos nacionales.
Tras una negativa rotunda, el principal socio comercial empezó a reconocer los certificados de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para que los productos nacionales entren en el país vecino.
El problema radicaba en que mientras los documentos del organismo certificador brasileño eran reconocidos en la Argentina, ”Brasil no hacía lo propio con la ANMAT y exigía más papeles, porque nunca lo pidió nuestro país”, dijeron otras fuentes sectoriales
Esto provocaba que los bienes nacionales demorasen el desembarco en Brasil porque los laboratorios debían superar una prueba adicional para la certificación. Desde la última reunión, Brasil prometió aceptar los certificados expedidos por la ANMAT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here