El vehículo estaba estacionado dentro de un complejo de Munro; se llevaron dos computadoras

En un extraño episodio, desconocidos violentaron el auto de la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, y se llevaron dos computadoras que se encontraban en el interior del coche.

El episodio se produjo en la noche del viernes, cuando el auto se encontraba estacionado en el complejo Norcenter, en Munro. De acuerdo a las primeras informaciones, una de las computadoras era utilizada por la jueza, ex esposa del fiscal Alberto Nisman, y la otra por una de sus hijas. También se llevaron documentación.

Si bien la ex esposa del fiscal Alberto Nisman prefirió no hablar públicamente de lo ocurrido, le confirmó lo sucedido a la producción del programa de Facundo Pastor en radio La Red, desde donde lograron contactarla. “La pasé muy mal”, les contó. Y aclaró que en el momento del robo ella no estaba en el auto.

En el caso tomó intervención la Justicia federal, que ordenó desplazar a la Bonaerense de la investigación, por lo que las pericias quedaron a cargo de la Policía Federal. En principio, los investigadores recurren a imágenes de las cámaras de seguridad del shopping para tratar de establecer lo sucedido y determinar si se trató de un robo al voleo o el hecho tiene alguna vinculación con la actividad de la jueza.

Desde la Municipalidad de Vicente López, en tanto, informaron que se pusieron a disposición de los investigadores para, eventualmente, aportar imágenes de las cámaras de vigilancia que hay en la zona.

La jueza Arroyo Salgado cuenta con custodia policial dependiente de la Superintendencia de Seguridad y Custodia, aunque no está confirmado que estuvieran con ella anoche, cuando ocurrió el hecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here