Ex funcionarios de Pérez quieren ser intendentes

El peronismo quiere volver al gobierno de la Provincia, pero sobre todo de los municipios que hasta hace poco tiempo mantenía bajo su control. Y entre los precandidatos que comienzan a sonar aparecen varios ex funcionarios de la gestión de Francisco Pérez que están recorriendo las calles de sus departamentos con intenciones de arrebatarle intendencias a Cambia Mendoza.

En esta lista hay que anotar a Diego Martínez Palau, ex ministro de Transporte del última gestión peronista, que se lanzó a la carrera electoral en Las Heras.

También Guillermo Elizalde, ex ministro de Ambiente de Pérez, que coquetea con la candidatura en Guaymallén; y a Omar Parisi, ex titular del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), que quiere volver a la intenencia en Luján.  

A ellos tres hay que sumar a una cuarta que trabajó con el ex gobernador Pérez: Florencia Destéfanis fue titular del Centro de Congresos y Exposiciones) y hoy es concejal de Santa Rosa, departamento donde aspira a disputarle la intendencia a la actual mandataria Norma Trigo (contra quien perdió en 2017).  

Flor Destéfanis. Va por una segunda chance en Santa Rosa.

En diálogo con Los Andes, Parisi admitió sus ganas de volver a Luján (gobernó entre  2005 y 2011). “Tengo intenciones de ser precandidato, he tenido varias reuniones con referentes. Estamos con perfil bajo pero viendo el territorio, caminando y militando desde hace 6 meses”, sostuvo.

Omar Parisi. Ya gobernó Luján y ahora quiere volver.

El legislador de Unidad Ciudadana indicó que en Luján, más que por su paso por el IPV se lo recuerda por su intendencia cuando era parte del Partido Demócrata.

“Mi gestión tiene un buen reconocimiento de la gente, lo que nos da más ganas de trabajar en el departamento”, detalló Parisi, para quien si habrá o no internas dependerá de lo que se acuerde a nivel provincial.

Por su parte, Martínez Palau dijo que está “con todas las intenciones de luchar”, aunque dejó en claro que el objetivo del peronismo en Las Heras es una propuesta “con construcción colectiva”.

Diego Martínez Palau. Quiere ganar en Las Heras.

“La idea es armar un gran frente en Las Heras: el que gana conduce y el que pierde acompaña”, expresó, y agregó que se reunirá con Adriana Cano, una de las figuras que suena desde el ciurquismo también para la intendencia.

En tanto, Elizalde afirmó que más que para la intendencia está trabajando “para que el peronismo tenga una fórmula de unidad. Tenemos que cerrar la grieta interna y mostrar una fórmula con gran capacidad de gestión, ya sea Alejandro Bermejo-Anabel Fernández Sagasti o al revés”.

Guillermo Elizalde. Busca la candidatura en Guaymallén.

“Sobre su postulación en Guaymallén, dijo que está “midiendo bien” por sus años trabajando en la comuna. Elizalde recordó la elección de 2015, en la que enfrentó a Luis Lobos y si bien perdió, obtuvo “más de 20.000 votos, que fue un buen número sabiendo que no contábamos con el aparato municipal”.  

LEÉR MÁS  Ataque en Somalía deja 26 muertos y más de 50 heridos

Optimismo en el partido

Los últimos cuatro años fueron bastante duros para el PJ, que quedó relegado a la gestión de solo cuatro comunas de las 18 en oferta. Incluso en Santa Rosa, el ex intendente Sergio Salgado perdió el manejo del departamento al cual había llegado a través del voto ciudadano por causas judiciales que terminaron condenándolo.

Así, el proceso de ordenamiento interno ha sido duro, teniendo en cuenta la atomización que se produjo tras la gestión de Pérez. La misma quedó a la vista sobre todo en la Legislatura, con la creación de varios interbloques.

No obstante, desde la presidencia del partido se trabaja para intentar la síntesis o en todo caso unas primarias limpias.

Es Guillermo Carmona, titular del PJ, uno de los principales actores en la construcción de la unidad o de al menos, evitar el conocido “fuego amigo”, que se pudo ver en las elecciones de 2015 en Malargüe.

Allí, Héctor Rasso y José Barro, ambos del justicia lismo, recogieron en la interna el 54% de los votos, frente a un 14% del radical Jorge Vergara Martínez. El desenlace fue conocido, con el representante de Cambia Mendoza ganando el departamento con más del 50% de los votos.

“Estamos en un proceso de definiciones provinciales más que de los departamentos, pero han surgido voluntades. Creemos que la definición de los precandidatos a nivel provincial serán un factor de ordenamiento en las comunas”, señaló Carmona a Los Andes, haciendo referencia a todo el abanico de aspirantes que tiene el peronismo en muchos municipios.

Aseguró que se nota “vitalidad” en los departamentos, “sobre todo cuando se sale a hacer territorio. Hay una fuerte movilización del peronismo, de Construyendo Unidad o Unidad Ciudadana”, dijo en relación a los dos sectores en los que está dividido el PJ.

Carmona indicó además que el resultado de las PASO adelantadas en los cuatro departamentos peronistas “serán un termómetro que creemos que podrá marcar tendencia hacia las provinciales. Hay una consolidación del peronismo a nivel provincial, lo vemos también en el Frente y lo vamos a reeditar en la elecciones provinciales. Vemos que hay dinamismo y una buena receptividad de la sociedad. De a poco se genera expectativa a medida que aparecen las precandidatauras”.

Si bien no quiso hablar de las precandidaturas que van naciendo, Carmona indicó que los precandidatos a gobernador están “dando movilidad” al frente. “Cuando se anotan en la carrera es porque hay expectativas, luego estará el proceso de síntesis”, concluyó.

Encuesta de un sector del PJ en el Gran Mendoza

El espacio Construir Puentes, ligado al peronismo (uno de sus referentes es el ex ministro de Ambiente Guillermo Elizalde), elaboró una encuesta entre casi 1.200 habitantes del Gran Mendoza “para tener una opinión sobre las dificultades en el tránsito mendocino”, según explicaron.

Se realizó en los primeros días de marzo y arrojó una serie de resultados que muestran, en principio, el desacuerdo de la ciudadanía con el modo en que se planifican las obras en los departamentos del Area Metropolitana.

Así, el 62% opinó que no están planificadas entre los municipios y que los tiempos de ejecución son lentos (86%). Por otro lado, la consulta ciudanana también arrojó que la seguridad (58%) y el transporte (52%) son los temas en los que los intendentes se deberían poner de acuerdo a la hora de gestionarlos.

“Se hace imprescindible resolver la falta imperiosa de coordinación entre los municipios”, dicen las conclusiones de la encuesta, que sostiene que “los municipios han encarado una gran cantidad de obras de distintos niveles de importancia y por mucho tiempo reclamadas. Pero el modelo de gestión genera tantos inconvenientes que terminan siendo contraproducentes ante la opinión pública”.

Por lo que, desde este espacio político, proponen “una reforma insticional del Gran Mendoza” para que se puedan resolver los problemas de un área donde viven un millón de habitantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here