”Juntos debemos elaborar una nueva agenda”, instó Morales a sus seguidores en la Plaza Villarroel tras reconocer que el gobierno cometió errores durante su gestión iniciada en enero de 2006, según reportó la agencia de noticias ABI.

 

”¿Quién no comete errores? Lo importante es corregirlos en beneficio de los bolivianos porque llegué a la Presidencia para servir al pueblo y no para servirme de él como hicieron otros Gobiernos”, expresó y resaltó que el gobierno reconoció esas faltas ”a veces pidiendo perdón por culpa de alguna gente que quiere vengarse con este proceso y que no acepta el cambio”.

 

Morales pronunció un encendido discurso ante una masiva concentración de integrantes de militantes sociales, sindicatos, campesinos, profesionales, intelectuales e integrantes de otros sectores reunidos para apoyar al gobierno.

 

En su mayoría campesinos, el grueso de los concurrentes llegó en tres columnas desde Oruro, Cochabamba, Potosí y otras ciudades del oeste; desde los Yungas y otras poblaciones de esa región, y de la provincia Murillo de La Paz, en caminatas que iniciaron hace una semana.

 

LEÉR MÁS  Denuncian a Macri y Garavano por "instigación al suicidio" de Milagro Sala

Las caminatas fueron organizadas, entre otras reivindicaciones, para respaldar la democracia, las elecciones judiciales del domingo próximo y la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, que hace semanas es resistida por pobladores indígenas de esa zona con protestas y una marcha que avanza hacia La Paz.

 

En compañía de su vicepresidente, Alvaro García Linera, Morales fue recibido por la multitud en medio de ritos ancestrales, banderas bolivianas y las multicolores que representan la plurinacionalidad del país.

 

El mandatario resaltó que la agenda de octubre de 2003 fue cumplida, al referirse al movimiento que encabezó en esa fecha contra la política de exportación de hidrocarburos del gobierno de Gonzálo Sánchez de Lozada y que tuvo como principal demanda la nacionalización de esos recursos y la convocatoria a una Asamblea

Constituyente.

 

Además de haber cumplido con esa convocatoria de la que resultó la nueva Constitución promulgada en febrero de 2009, Morales resaltó que la nacionalización de los hidrocarburos, concretada a pocos meses de haber asumido, promovió una sustancial mejora de la situación económica del país.

LEÉR MÁS  Macri volvió hablar con Trump: cuáles fueron los temas tratados

 

”En 2005 las inversiones estatales no alcanzaban a los 600 millones de dólares, mientras que ahora llegaron a 3.600 millones de dólares”, reseñó y remarcó que las reservas internacionales pasaron desde entoces de 1.700 millones de dólares a más de 11.000 millones.

 

”Ahora necesito un nuevo mandato del pueblo, una vez cumplido el anterior”, sostuvo al recordar que en diciembre, los bolivianos deben elaborar esa nueva agenda mediante sus representaciones sindicales, sociales, profesionales, universitarias, colegiadas y otras para debatir un nuevo Plan de Desarrollo Nacional ”que priorice las necesidades y optimice el uso de los recursos económicos”.

 

Por otra parte, consideró que Bolivia ya es un modelo para el mundo con la implementación de políticas económicas y sociales que son replicadas en diversos países.

 

”Antes Bolivia importaba políticas, programas y hasta proyectos de países y de organismos internacionales, mientras que ahora es un referente con iniciativas propias e importantes para el desarrollo”, enfatizó.

 

Puso como ejemplo la iniciativa nacional de declarar mundialmente al agua como un derecho humano y no un negocio privado, que fue aprobado en forma unánime como programa por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2010.

LEÉR MÁS  Cornejo sobre Maldonado:”Todo es muy raro”

 

Bolivia también fue un icono de otras políticas económicas y sociales en el mundo, como la defensa del medio ambiente y la naturaleza contra los programas de depredación emprendidas por naciones industrializadas que ponen en peligro la supervivencia del planeta, reseñó.

 

Antes del discurso de Morales, la dirigente de las campesinas Julia Huanca sostuvo que ”el pueblo boliviano está consciente y de pie para defender este proceso de cambio, para defender al hermano presidente, para defender la carretera Villa Tunari-San Ignacio de

Moxos, para defender las elecciones judiciales”.

 

La dirigente aseguró que la marcha que concluyó este miércoles en La Paz es pacífica y tiene como objetivo principal hacer respetar la vigencia de la nueva Constitución.

 

”Todos estamos conscientes para decir sí a la justicia verdadera”, concluyó Huanca en referencia a las elecciones judiciales del próximo domingo, en el que por primera vez los bolivianos elegirán con voto directo a los miembros del Poder Judicial.

Telam

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here