La petrolera cotiza en el mercado bursátil estadounidense a través de los American Depositary Receipts o ADR, que son certificados negociables que representan la propiedad de una o más acciones de una compañía extranjera.

Con el retroceso de este lunes, YPF acumula una caída del 48,8 por ciento en su cotización respecto a igual fecha de 2011, cuando cerró en 46,97 dólares.

La cotización de YPF en Nueva York cobra relevancia debido a que por el feriado de este lunes en recuerdo a los caídos en Malvinas, no operó la Bolsa porteña, donde el papel acumula un retroceso de 12,77 por ciento en lo que va del corriente año.

A la decisión del gobierno patagónico de dar de baja la concesión de una de las áreas más importantes que tiene en sus manos YPF se suman las versiones en torno a presuntos proyectos que evalúa el gobierno nacional para ejercer un mayor control sobre la petrolera cuyo principal accionistas es la española Repsol.

Según trascendidos, el titular de Repsol, Antonio Brufau, visitaría nuevamente el país esta semana con el objetivo de encarar negociaciones tanto a nivel provincial como nacional.

La llegada de Brufau guarda relevancia debido a que la petrolera no tiene previsto llevar adelante esta semana ninguna reunión de directorio y el primer encuentro formal previsto en la agenda es el encuentro del 25 de abril, cuando la asamblea de accionistas deberá tratar la propuesta de capitalizar la totalidad de las utilidades obtenidas en 2011 y la parte restante de 2010, que implican un monto total superior a los 5.700 millones de pesos.

Esa iniciativa fue rechazada por el representante por el Estado en el directorio de YPF, Roberto Baratta, quien propuso a cambio la conformación de ”un fondo de reserva de inversión” con ese dinero, que deberá ser destinado a mejorar la producción de hidrocarburos en el país.

Luego de anunciar el sábado pasado que la provincia iba a dar los pasos necesarios para poner en marcha la reversión del área Manantiales Bher, junto a otras tres áreas de la provincia, este lunes el gobernador del Chubut, Martín Buzzi, dijo que ”en lo personal estoy cansado de la conducta que tuvo YPF, no sólo en esta provincia sino en toda la Argentina”.

Buzzi consideró que la compañía se limitó durante los últimos dos años a realizar ”una inversión mínima para mantenerse a flote, y eso no es lo que queremos”.

”Los recursos naturales son del Estado y este gobernador no se va a mantener de manos cruzadas, esperando a ver qué hacen con un recurso que genera oportunidades y mueve a la región de manera completa”, indicó el mandatario.

Buzzi, a través de declaraciones radiales, ratificó que la provincia avanzará en la reversión de nuevas áreas que se se encuentran en poder de la petrolera y recordó que ”Manantiales Behr es el principal yacimiento productivo no sólo de YPF en Chubut sino de toda la cuenca, y el segundo del país”.

”Pero la proyección y la propuesta de trabajo de parte de YPF -agregó- es bajar prácticamente un 70 por ciento de la inversión directa en el yacimiento, y un 60 por ciento de la cantidad de pozos a perforar, lo que implica equipos que no trabajan y gente que pierde su función dentro de los mismos”.

El 14 de marzo pasado, Buzzi, junto a su par de Santa Cruz, Daniel Peralta, anunciaron la caducidad de diversas áreas que la petrolera YPF tiene en concesión en ambas provincias.

Durante un acto en el Puesto Ramón Santos, límite entre las dos provincias, Buzzi y Peralta firmaron las actas con las que dieron de baja la concesión de las áreas Los Monos y Cerro Piedra-Cerro Guadal Norte, en Santa Cruz; y los yacimientos Escalante-El Trébol-Cañadón Perdido-Campamento Central, en Chubut.

En los días siguientes las caídas de áreas que se encuentran en manos de YPF se extendieron a Neuquén, Mendoza y Río Negro.

Al tiempo que Salta, Tierra del Fuego, Formosa y las provincias antes citadas sumaron nuevas intimaciones sobre otras áreas en las que la petrolera no habría concretado las inversiones comprometidas.

En respuesta a estas medidas, YPF anunció que ”emprenderá las medidas legales oportunas para garantizar la defensa de sus derechos y para la exigencia, en su caso, de responsabilidades públicas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here