Estados Unidos y Rusia por el desarme nuclear

Además, suscribieron un acuerdo sobre el transporte de suministros norteamericanos a Afganistán a través de territorio ruso.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de visita en Rusia, y su homólogo ruso, Dimitri Medvedev, firmaron ayer en Moscú un histórico compromiso para la búsqueda de un tratado de reducción de armas nucleares para ambos países.

Tras la firma del documento, Obama opinó que haber arribado a un acuerdo refleja el compromiso de Estados Unidos y Rusia de superar la ”sensación de distanciamiento” que empañó sus relaciones tras la Guerra Fría.

”Debemos guiar con el ejemplo, y eso es lo que estamos haciendo aquí hoy. Resolvimos volver a cero nuestra relación para poder cooperar más efectivamente”, dijo ayer el mandatario estadounidense tras la firma de documento que busca recortar los arsenales nucleares al menor nivel jamás contemplado en cualquier otro acuerdo de no proliferación ruso-estadounidense.

El documento, que sucederá al START 1 cuando expire el próximo 5 de diciembre, servirá como guía para los futuros negociadores y tendrá, el objetivo de reducir en un plazo de siete años a un máximo de entre 1.500 y 1.675 las cabezas nucleares y entre 500 y 1.100 los vectores, por país, según informó la agencia DPA.

En la actualidad, ambos países -que poseen en conjunto el 95% del arsenal nuclear del mundo- pueden tener máximos de 2.200 cabezas y 1.600 vectores (que son los medios que trasportan el proyectil hasta el blanco).

LEÉR MÁS  Macri en EEUU: "Vamos a contarles a todos el buen futuro que tenemos"

La firma constituye el primer punto a favor en la gira de Obama que hoy aterrizó en Moscú y dio inicio a una visita histórica que intenta restablecer los lazos que resultaron muy dañados durante el segundo mandato del Gobierno de George W. Bush.

Obama y Medvedev suscribieron también un acuerdo sobre el transporte de suministros estadounidenses a Afganistán sobre territorio ruso, acuerdo que incluye un llamado a otros países para que se impliquen en la estabilidad de Afganistán.

Rusia sostiene que teme un aumento de la actividad terrorista en su flanco sur y por ello apoya la actuación contra los talibanes, si bien descarta de plano el envío de tropas en base al avance soviético sobre Afganistán de 1979.

En relación al polémico proyecto estadounidense de implementar un sistema antimisiles, la declaración conjunta indica que las conversaciones continuarán, y que las partes intensificarán los esfuerzos para encontrar ”el camino óptimo para unas relaciones estratégicas sobre la base del respeto y los intereses mutuos”.

En ese marco, el texto consigna que un grupo de expertos analizarán y estudiarán todas las posibilidades de cooperación, para supervisar los programas misilísticos en todo el mundo.

LEÉR MÁS  Macri en EEUU: "Vamos a contarles a todos el buen futuro que tenemos"

En concreto se prevé fundar un centro para intercambio de información sobre amenazas. ”Instamos a todos los países, que poseen misiles, a evitar todo aquello que pueda contribuir a la propagación de misiles”, pues ello aletría el equilibrio regional, indicaron los mandatarios.

Ambos mandatarios evaluaron positivamente este acercamiento diplomático que constituye -según dijo Medvedev en rueda de prensa posterior a la firma- ”un nuevo comienzo en las relaciones con Washington, a pesar de las discrepancias que persisten en algunos temas”.

”Nuestros países quieren una cooperación que se corresponda con el siglo XXI”, subrayó el jefe del Kremlin. Obama, en tanto, anunció que convocará para el año que viene la celebración en su país de una cumbre mundial nuclear en la que participarán todas las naciones que afronten el rearme nuclear.

Rusia podría ser la anfitriona de la siguiente cumbre, añadió el presidente estadounidense, que observa con creciente preocupación los casos de Irán y Corea del Norte.

Sobre todo en Medio Oriente existe una ”gran preocupación” por la amenaza nuclear iraní, dijo Obama, tras advertir quer Rusia y Estados Unidos deberían asumir el liderazgo del desarme nuclear y limitar la expansión de las armas atómicas.

Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here