”Si se duplicó el PBI y entre otras cosas se crearon 6 millones de puestos de trabajo, nadie puede creer que no hayan bajado los niveles de pobreza”, agregó Kicillof.

En entrevista exclusiva con Télam, el ministro de Economía recordó además que durante los últimos diez años también ”se firmaron 1.600 convenios colectivos de trabajo, y entre otras cosas se multiplicaron las redes de agua potable, se construyeron viviendas sociales en todo el país”.

En ese marco, el ministro se preguntó ”¿cómo es que los niveles de pobreza no bajaron? En verdad, quienes hacen estas afirmaciones son los que deberían explicar cómo llegan a semejantes conclusiones”.

El titular del Palacio de Hacienda consideró que existe ”una clara intencionalidad política”, en quienes ”quieren negar los logros alcanzados respecto de la baja de pobreza, desempleo y desigualdad” en los últimos diez años.

Kicillof afirmó que en los distintos sectores políticos de la oposición hay una ”manifiesta intención de hacerle sentir a la población la sensación de que el país está igual o peor de como lo dejaron ellos”.

En este sentido, Kicillof opinó que ”en definitiva, lo que está en el fondo de la discusión son los proyectos de país que tiene cada fuerza política, y lo que se ve es que los candidatos de la oposición, que quieren ser gobierno para implementar el ajuste y terminar con el compromiso oficial de sostenimiento del ingreso de los argentinos, nos quieren convencer de que el ajuste es ahora”.

LEÉR MÁS  El ejecutivo nacional eliminará 600 nombramientos políticos

Volviendo sobre los cuestionamientos que se hicieron esta semana desde la oposición, a las políticas económicas del kirchnerismo, el ministro respondió que ”lo que va en contra de toda medición es la idea de que la Argentina está igual o peor que en 2003”.

”¿Cómo es posible que haya la misma pobreza si se crearon casi seis millones de puestos de trabajo y junto con ello se desplegaron las políticas sociales de mayor cobertura en toda la historia argentina?”, se preguntó el funcionario, al tiempo que recordó el despliegue que tiene el Estado nacional en materia de asistencia social.

”La primera cara que ven los argentinos que nacen es la del Estado, porque desde la cobertura que implica la asignación universal para embarazadas y por hijo (AUH) hasta los 18 años, y luego el Progresar hasta los 24 años, la ayuda que brinda el Estado equivale casi al 15 por ciento del PBI y es la más importante de Sudamérica”, recordó Kicillof.

LEÉR MÁS  Media sanción a la nueva ley de composición y funcionamiento de la Suprema Corte

Añadió que año tras año ”el gobierno nacional ha ido acentuando estos programas que hoy ya llegan a más de 15 millones de argentinos y argentinas”.

Consultado sobre cómo se articula esta inversión pública, el jefe de la cartera económica explicó que durante el primer trimerstre del año ”ya se ejecutó el 22 por ciento del presupuesto destinado a políticas de ingresos: son 78.723 millones de un total de 358.182 millones de pesos para este año”, en concepto de Asignación Universal por hijo y por embarazada; el Progresar; jubilaciones y pensiones; asignaciones familiares; pensiones no contributivas y el Programa ‘Argentina Trabaja’.

Por otra parte, Kicillof remarcó que el descenso de la cantidad de hogares con Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), que ”cayeron un 36,2 por ciento hasta llegar al 9,1 y haciendo que por primera vez en la historia argentina el porcentaje de hogares con NBI no alcance las dos cifras”.

”Los números y las consideraciones que tienen sobre la Argentina organismos internacionales como la Cepal, el Banco Mundial y la FAO, confirman este panorama”, indicó y citó como ejemplo el Panorama Social de América Latina de la Cepal, según el cual ”la Argentina se encuentra entre los países de menor pobreza e indigencia de la región con 4,3 por ciento”, cuando en 2005 -según el mismo informe- era del 30,6 por ciento.

LEÉR MÁS  El gobierno provincial ultima detalles para reglamentar el uso del fracking

En relación a la discusión que se generó por la publicación de estadísticas oficiales sobre pobreza en el país, Kicillof explicó que desde el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), ”se está trabajando para elaborar una nueva metodología de estimación de los índices, acorde el nuevo cálculo del IPCNu, para que no resulten estadísticas inconsistentes”, y recordó que el anterior índice, el IPC GBA ”no medía, por ejemplo, el interior del país y esa fue una de las razones por la que se decidió cambiarlo”.

Finalmente, el ministro opinó que ”la gente tiene memoria y sabe cómo estaba el país en 2003, con la mitad de la población bajo la línea de pobreza y una desocupación que rozaba el 25 por ciento”.

”Nadie puede creer que el país de hoy esté como entonces, cuando las jubilaciones aumentaron casi un 1.800 por ciento y los salarios más de 1.700 por ciento, y ningún índice de aumento de precios te da cerca de esos porcentajes”, concluyó.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here