El Senado transformó ayer en ley la reforma del Consejo de la Magistratura, tal vez el más importante de los seis proyectos que el Ejecutivo presentó para comenzar a transitar la democratización del Poder Judicial. El Frente para la Victoria (FPV) cosechó 38 voluntades y el conjunto de bancadas opositoras alcanzó 30 votos. La oposición no dejó pasar la oportunidad para advertir la supuesta inconstitucionalidad de la norma y, consumada la derrota, anunció que buscará revertir en la justicia lo que no pudo con los votos en el recinto.

LEÉR MÁS  Zannini le envió una carta a Cristina desde Ezeiza

La estrategia opositora no cambia y rechaza toda iniciativa oficial. Ayer no fue la excepción y lo remarcó el jefe de los senadores del FPV, Miguel Ángel Pichetto, quien consideró que la oposición parece sufrir un bloqueo psicológico al sostener que se anunciaron proscripciones e inconstitucionalidades. ”Pero no escuché a nadie de la oposición decir que hay que ganar elecciones en el sistema democrático, siempre dan por sentado que el oficialismo va a ganar inexorablemente. La verdad es que deben tener una mirada alentadora de que en algún momento pueden llegar a ganar una elección pero dan por sentado que el resultado del proceso electoral es la derrota, así no podrán cambiar la mirada de la sociedad”, completó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here