Con un ojo puesto en la elección de su comprovinciano, el mendocino Roberto Iglesias, y el otro en la elección nacional, Sanz ratificó la estrategia que había trazado luego de las primarias del 14 de agosto. Al ver la brecha de casi 40 puntos entre Cristina Fernández y Alfonsín, el presidente de la UCR apuntó a convertir la elección presidencial en una legislativa y defendió el corte de boleta impulsado por los candidatos a los ejecutivos provinciales.

 

En ese contexto, ayer Sanz afirmó que la elección del domingo servirá para “definir qué grupo político puede representar mejor a la oposición”.

LEÉR MÁS  Renunció un funcionario del ejecutivo por "falta de trasparencia"

 

“Nadie puede tener dudas sobre qué va a hacer un legislador radical en una banca. Nadie puede tener lugar a dudas de que se pueda pasar al oficialismo ni a ninguna parte. Va a seguir en el lugar que defendió siempre”, insistió el senador, sin advertir que el vicepresidente, el ex gobernador radical Julio Cobos, todavía tiene mandato hasta diciembre.

 

Sanz advirtió sobre la supuesta reforma constitucional para obtener una reelección indefinida. “Uno de los excesos que se temen y que ha generado polémica estos últimos días es la posibilidad de una reforma de la Constitución”, sostuvo Sanz y agregó: “Por ahora lo mandan a (el juez de la Corte Suprema, Eugenio) Zaffaroni al frente, pero está la intención. Si pueden colar una reforma con reelección indefinida, lo van a hacer”. Por eso, la supuesta necesidad de “mantener un equilibrio de poder” en el Congreso, en donde “el radicalismo puede exhibir valores que no tienen los demás”. En una crítica indirecta al Frente Amplio Progresista, que lidera el socialista Hermes Binner, Sanz aseguró que la UCR “cuenta con bloques sólidos, compactos y coherencia” en el ámbito parlamentario.

LEÉR MÁS  Verna y Cornejo se reúnen mañana en la Casa Rosada por el Atuel

 

Al referirse a la elección mendocina, en cambio, Sanz se mostró “muy confiado” en la victoria de Iglesias y denunció una “operación política” del kirchnerismo para evitar el triunfo radical. “Hay un mito sobre un funcionario del gobierno nacional que es mendocino y siempre hace cosas en las campañas para que la UCR no gane. Se dice que ésta es una operación de él para evitar el triunfo del radicalismo”, detalló Sanz en alusión al dirigente peronista Juan Carlos Mazzón.

LEÉR MÁS  Macri dijo que Cristina “tiene que rendir cuentas frente a la Justicia”

Pagina 12

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here