El diputado y precandidato presidencial del Frente UNEN Julio Cobos aseguró que si llega a la Casa Rosada ”irá presa” cualquier persona que cometa un delito sin importar ”si es extranjero, argentino o vicepresidente de la Nación”. Se trató de una referencia elíptica a quien ahora ocupa ese cargo, Amado Boudou, sobre quien pesan numerosas causas judiciales.

Cobos también aseguró que, si llega a la Presidencia, ”el primer día” de su gobierno convocará a los gobernadores de todo el país ”para decirles que los recursos que hoy están en el Presupuesto Nacional y los ejecuta el Poder Ejecutivo de manera discrecional serán de ellos de modo institucional”.

”Así daremos por terminada la peregrinación de gobernadores e intendentes a funcionarios nacionales que solo consiguen migajas, presiones y humillaciones”, consideró el diputado mendocino, durante una visita que realizó anoche a Tucumán.

Afirmó además que si ocupa la primera magistratura ”no habrá discriminación por ideas o por política” y destacó que su gobierno ”será de profundo respeto por la República, de igualdad ante la ley y con certidumbre de división de poderes”. Y añadió: ”En mi gestión, todos serán iguales ante la ley. Esto quiere decir que sean extranjeros, argentinos, ministros o vicepresidente de la Nación, el que cometa un delito, va preso”.

Cobos viajó a Tucumán para reunirse con el diputado José Cano y defendió las alianzas locales que se hicieron por fuera de UNEN.

Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here