En Santa Fe podemos decir con orgullo que a los jubilados provinciales se les paga lo que corresponde”, reza una de las frases de campaña del candidato a presidente de la Nación por el Frente Amplio Progresista, el gobernador de la provincia de Santa Fe, Hermes Binner. El candidato socialista se refiere al que es uno de sus principales argumentos de cara a las presidenciales del próximo 23 de octubre: el pago del 82% móvil a los jubilados y pensionados.

 

Para instalar esa idea, el socialista se vale de una estrategia que consiste en cuestionar el modelo previsional vigente a nivel nacional bajo la administración de la ANSES y, a la vez, en ponderar las virtudes del modelo jubilatorio de su provincia, al que propone para todo el país como la alternativa más justa en materia de seguridad social.

 

Sin embargo, las voces que cuestionan la gestión socialista en ese ámbito no son pocas. Los puntos críticos son: la veracidad misma del pago del 82%, el concepto de movilidad del que se trata en el caso particular de la provincia, la cuestión de los fondos para financiar el pago del beneficio y el problema de la solvencia de la caja de donde saldrán esos fondos. Algunos, inclusive, señalan que el gobierno de Binner se arroga una política definida previamente al comienzo de su gestión, durante el gobierno del justicialista Jorge Obeid.

 

El 82% tiene en Santa Fe una historia que se remonta a la década del ’90. La provincia, como otros 13 distritos, logró conservar su caja provincial pese a la presión ejercida por la administración nacional de entonces. En 2005, durante el gobierno de Obeid, la legislatura provincial introdujo modificaciones que beneficiaron a ciertos sectores laborales provinciales, como los docentes.

LEÉR MÁS  El gobierno promete rapidez en el escrutinio del próximo domingo

 

Juan Soriano, abogado experto en temas previsionales, relativizó la veracidad del 82 por ciento. Al citar la Ley provincial 12.464 sancionada en 2005, el letrado explicó que la jubilación ordinaria demanda a los trabajadores 30 años de aportes a la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la provincia y que ese aporte no es suficiente para acceder al famoso 82 por ciento. Ese beneficio se alcanza con 35 años de aportes previsionales, con cinco años más de trabajo. Además, el aporte de cada trabajador es del 14,5% del salario mientras que en el resto del país es del 11 por ciento.

 

A propósito de la movilidad, la diputada provincial Silvia De Césaris consideró que no existe en el caso santafesino. “Movilidad significa que los jubilados pueden percibir o tener un aumento independientemente del sector activo, pero en el caso de Santa Fe, el aumento de los pasivos de pende del aumento de los activos. Es decir que si el salario está congelado, por caso, las jubilaciones también.”

 

Alberto Maguid, dirigente del gremio UPCN Santa Fe explicó que el sector pasivo recibe un incremento en sus haberes por cada vez que se produce un movimiento en el nivel salarial del trabajador activo. Sin embargo, admitió también que “siempre es menor el aumento que reciben los jubilados por cada aumento que reciben los activos.” Los pasivos, según dijo, reciben apenas “algo así como el 82% de cada aumento percibido por el trabajador en actividad”. En este sentido, se produce un fenómeno de depresión paulatina de la jubilación.

LEÉR MÁS  Hallaron un cuerpo en el río Chubut

 

El presidente del bloque de diputados provinciales del Frente para la Victoria en Santa Fe, Daniel Rubeo, aseguró que “la brecha se va a ir estirando cada vez más, porque el activo tiene cada vez un salario mayor. No es como el sistema nacional, porque en la provincia se aumenta de acuerdo a la voluntad política del gobierno. No está establecida la movilidad. Por otra parte, esto es fruto de una ley que sancionó Obeid antes de irse. Binner no tuvo nada que ver.”

 

En otra de sus frases, el candidato socialista insiste con la necesidad de “llevar a todo el país el 82% del salario de referencia como criterio para conseguir la redistribución que requiere un régimen de prestaciones solidario”. Para instalar esa idea, Binner toma como referencia el caso santafesino y argumenta que es necesario proyectar esa experiencia a todo el país.

 

Sobre esta cuestión, una alta fuente de la ANSES opinó que “cualquiera que hace una propuesta tiene que explicar de dónde va a sacar los fondos para asegurar la solvencia del sistema”. La misma fuente agregó que hoy, a nivel nacional, serían necesarios casi cuatro trabajadores activos por un pasivo para sostener, pero la relación es de 1,5 activo por cada jubilado que recibe una jubilación o pensión”.

 

El diputado por el Frente para la Victoria, Juan Carlos Díaz Roig, precisó en relación con esto que “en las 14 provincias que no cedieron sus cajas (Formosa, Chaco, Entre Ríos, etcétera) los jubilados provinciales cobran el 82 %, porque son universos cerrados de empleados públicos, con una tasa de sostenimiento de tres activos por un pasivo, y sin evasión.” En ese sentido, Roig evaluó que “es distinto prometer un 82% en el sistema nacional, donde hay 1,5 activos por cada pasivo”.

LEÉR MÁS  Piden la detención y el desafuero para De Vido

 

Si es cierto que en Santa Fe hay un jubilado por cada tres aportantes, parece posible sostener que hay buenas condiciones para la sustentabilidad del sistema. No obstante, cabe recordar el Informe Auditoría Nº 04/2010 del Tribunal de Cuentas de la Provincia, según el cual al 30 de abril del año pasado la Caja de Jubilaciones y Pensiones tenía una deuda de casi 40 millones de pesos.

 

Desde la ANSES concluyeron sobre esto en que la provincia gobernada por el socialismo tiene un déficit “muy fuerte que demuestra que hay que ser muy concreto con los fondos cuando se habla del 82 por ciento”.

 

Tal vez no exista sobre el tema una opinión más autorizada que la de los propios pasivos. José Cándido, integrante de la Asamblea Permanente de Jubilados y Pensionados santafesinos consideró en declaraciones a un programa radiofónico rosarino que “sostener que los jubilados provinciales cobramos el 82% móvil es una canallada”. El dirigente cargó contra el candidato del FAP al consignar que “después de cada ajuste el haber jubilatorio nunca supera el 50% del sueldo de un trabajador en actividad. Lo de Binner no es verdad.”

Tiempo Argentino

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here