En el ”Día de la Despedida”, una multitud colma la plaza de Tahrir y lanza un ultimátum Mubarak

Miles de manifestantes acampan en la plaza al grito de “se va, se va!” y ”¡No nos vamos hasta que se vaya!”.

La lucha para echar del poder al presidente Hosni Mubarak alcanza hoy un día clave, una jornada en la que los opositores esperan que acabe el régimen que lleva 30 años.

Durante el sermón de los rezos de este vierne, los predicadores insistieron en que la revolución ”no es religiosa” y que ”pertenece por igual a musulmanes y cristianos, hombres y mujeres”.

Paralelamente, cientos de soldados cercaron la plaza con alambre de púa y blindados, así como prohíben la entrada de comida y alimentos.

El propio ministro de Defensa, Mohamed Husein Tantaoui, se trasladó a la zona acordonada y supervisó en primera persona el cerco a los manifestantes anti Mubarak.

”El hombre (por Mubarak) ya dijo que no se va a volver a presentar (a las elecciones). Díganle ahora ustedes al Guía [Supremo de los Hermanos Musulmanes] que se siente (a dialogar(”.

LEÉR MÁS  De Marchi se lanza a la gobernación

A la también llamada Plaza de la Liberación sólo se puede a través de un punto, en el que se realiza un férreo control, lo que está provocando una larga cola de ciudadanos que se quieren unir a los manifestantes de Tahrir.

Para hoy se convocaron manifestaciones también en otras grandes ciudades egipcias, según informa la agencia de noticias DPA.

Mientras que los opositores bautizaron este viernes como el ”Día de la Despedida”, con la esperanza de que esta vez sí fuercen la renuncia de Mubarak, los partidarios del presidente lo proclamaron ”Día de Lealtad”.

Mubarak, que lleva casi 30 años en el poder, había anunciado que no se presentará en las elecciones de septiembre próximo, pero hasta el momento se niega a dimitir alegando que Egipto se sumiría en el caso tras su salida.

LEÉR MÁS  Enviarán a juicio oral a Daniel Scioli por tráfico de influencias

Ayer, los comandos civiles del presidente egipcio Hosni Mubarak lanzaron por segundo día consecutivo violentos ataques contra los manifestantes opositores, quienes rechazan dialogar con el gobierno.

Al menos 13 personas murieron y 1.200 resultaron heridas desde que el miércoles el Ejército dio ”vía libre” a los grupos de choque del presidente para embestir contra la manifestación pacífica de los opositores.

A pesar de la sangre derramada y la creciente presión internacional, fundamentalmente de Estados Unidos, el presidente egipcio reiteró en la víspera que ”se iría ahora mismo”, pero se mantiene en el cargo porque el país ”se hundiría en el caos”.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here