El procedimiento de oficio comienza con la notificación al grupo empresarial que no ha presentado su plan, que deberá informar en un plazo de 30 días cuántas licencias tiene, cuáles están en uso, qué bienes son imprescindibles para el funcionamiento de los medios. Una vez que eso ocurra se elevará al Tribunal de Tasación de la Nación para que luego de que haga una valuación vuelva al AFSCA.
Entonces, el directorio seleccionará las tasadas con menos valor para armar concursos por licencia o grupos de licencias, con una base mínima sobre lo estipulado por el Tribunal de Tasación. En todo el proceso, el actual licenciatario deberá conservar las fuentes de trabajo y los bienes hasta que llegue el nuevo dueño.
En el caso de los grupos empresariales que presenten su plan antes del 7 de diciembre –ya lo hicieron 14 de los 21–, el procedimiento comenzará con el análisis de la propuesta por parte del directorio del AFSCA –en un plazo no mayor a 120 días–. En caso de hacer alguna objeción, dará 10 días al licenciatario para responder y una vez que haya un veredicto final, el grupo tendrá hasta 180 días para ejecutar todo el plan.
”Se corrió el arco”, fue el análisis que hizo sobre las resoluciones el director del AFSCA por el radicalismo, Marcelo Stubrin, quien agregó: ”Se agrandó para los voluntarios y se achicó para los de oficio”. ”Yo creo que son tantas las ventajas que tienen los que se presentan, que no sé si va a quedar gente afuera”, dijo Stubrin.
En cambio, Sabbatella volvió a insistir en que el objetivo es que todos los grupos empresariales presenten un plan de adecuación. ”Si un grupo dice que no va a cumplir con la ley, está desafiando la democracia, el estado de derecho”, afirmó el presidente del AFSCA.
En la misma línea, ayer, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, se preguntó: ”¿Cuántos argentinos podemos diferir el cumplimiento de una ley durante tres años utilizando un poder particular, medidas cautelares y toda esa movida? La Corte dijo basta y puso un punto final, y, a partir de esa fecha, no va a haber nadie por fuera de la ley”.
”Nos quieren hacer creer que cuestionar sus negocios privados con fines de lucro ligados a la comunicación es atentar contra libertad de expresión”, declaró el presidente de Ecuador, Rafael Correa, al respaldar la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual argentina.
En los fundamentos de la resolución, el AFSCA resaltó que la Corte Suprema de Justicia dijo que ”el plazo para adecuarse a las disposiciones de la ley 26.522, vencido el 28 de diciembre de 2011, será plenamente aplicable con todos sus efectos a partir del 7 de diciembre de 2012”.

LEÉR MÁS  Abren los sobres de la licitación de 11 áreas petroleras

”Lo que se quiere evitar es el funcionamiento como grupo”
El titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Martín Sabbatella, defendió la división de los grupos mediáticos entre sus socios o familiares, siempre y cuando esté ”verificada” para que no sea ”una burla a la ley de medios”.
Para cumplir esa misión, dijo Sabbatella, estará la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que ”se dedica a comprobar el origen del dinero, si funcionan como grupo, si es real la división societaria, entre otros aspectos”.
El ex intendente de Morón explicó que la incompatibilidad no está dada porque las empresas se dividan y queden en manos de familiares, amigos, o ex socios, sino que está dada ”por el funcionamiento como grupo, que es lo que la ley quiere evitar”.
Barcesat aseguró que no hay denegación de Justicia
El abogado constitucionalista Eduardo Barcesat aseguró ayer que no existe denegación de justicia al grupo Clarín, y señaló que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos no interviene en casos de personas jurídicas, sino físicas, en referencia a la intención del grupo de llevar la causa a ese organismo.
Agregó que la Comisión Interamericana ”actúa ante sentencia definitiva, no ante medidas cautelares”, y explicó que ”el hecho de que haya habido resoluciones adversas al Grupo Clarín no significa retardo o denegación de justicia, sino simplemente una resolución adversa”.
Por otra parte, consideró que ”la demora, si es que así se la puede calificar, en el dictado de la sentencia de primera instancia obecede fundamentalmente a las maniobras del Grupo Clarín”.
”Hay que aplicar el principio general del derecho que establece que no se escucha al que alega su propia torpeza”, dijo Barcesat. También puntualizó que más allá de que los conjueces de la Cámara Civil y Comercial no hayan aceptado la recusación de los camaristas Guillermo Antelo y Ricardo Guarinoni, lo que es ”inadmisible y transgrede los límites del discurso normativo es que no haya aceptado tampoco la excusación de esos mismos camaristas”.
Rechazan otra recusación en la Cámara que debe decidir si se extiende la cautelar
La Cámara en lo Civil y Comercial Federal rechazó ayer la recusación contra una de las juezas que debe resolver sobre otros pedidos de apartamiento de pares en el fuero, quienes a su vez deben abocarse a definir un pedido del Grupo Clarín para extender la cautelar que frena, hasta pasado mañana, la aplicación plena de la ley de medios.
La Sala I del Tribunal no hizo lugar a la recusación contra Graciela Medina, quien ahora deberá expedirse sobre el resto de las excusaciones y recusaciones en el fuero, junto a los camaristas María Susana Najurieta y Ricardo Víctor Guarinoni.
El tribunal consideró ”extemporánea” la recusación contra Medina por supuesta ”falta de objetividad” planteada por el Gobierno, lo que -sostuvo- ”no está sustentado en una argumentación seria y no puede ser subsumidas en las causales enunciadas por la ley”.
La jueza Medina integra desde 2004 la Sala III de la Cámara en lo Civil y Comercial Federal y uno de los motivos por los cuales el Estado la recusó fue el hecho de que la magistrada se excusó de la causa ”Cablevisión S.A. c/Estado Nacional Poder Ejecutivo s/medidas cautelares”, de 2009, y no lo hizo en otra vinculada al multimedio caratulada como ”Asociación para la Defensa de la Competencia c/Estado Nacional Secretaria de Comunicaciones s/amparo”, de 2010.
El lunes la Cámara ya había rechazado las recusaciones y excusaciones de dos de sus miembros, Guillermo Antelo y Ricardo Guarinoni y los confirmó como miembros de la Sala I. La decisión de rechazar la recusación contra Guarinoni fue resuelta por los camaristas Marcelo Duffy y Jorge Morán, ambos del fuero Contencioso Administrativo Federal y quienes fueron convocados a raíz que todos los magistrados del fuero Civil y Comercial están recusados o excusados. Ahora, sólo resta que la Cámara resuelva las recusaciones contra los camaristas Francisco de las Carreras y Ricardo Recondo, por presunta parcialidad a favor del Grupo Clarín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here