Mientras en el Congreso el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, intentaba explicar el acuerdo que el Gobierno y el Correo Argentino de Franco Macri, a unas veinte cuadras explotaba otro escándalo postal.
El ex líder camionero y presidente de Independiente, Hugo Moyano, literalmente echó por la fuerza de la empresa postal OCA a su dueño, el empresario Patricio Farcuh, en una fuerte escalada de un amplio conflicto de negocios.
Según detalla el diario Perfil, los hechos se produjeron ayer a la tarde, en la sede que tiene la compañía en el barrio de Once, en La Rioja al 300, mientras personal de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Metropolitana realizaba un allanamiento en el principal correo privado del país.
Por orden judicial, la policía buscaba información desde la mañana acerca de quién estaba manejando la compañía.
Se trataba de una diligencia encargada en la investigación de una denuncia penal de Farcuh en contra de ejecutivos de la empresa y también de Héctor Colella, titular del correo Ocasa, ex dueño de OCA, a quienes acusa de extorsión, usurpación e intento de asesinato.
En sintonía con esa decisión judicial, Farcuh publicó una solicitada a página en varios matutinos, en donde demandó “que la Justicia e instituciones públicas actúen sin tener diferencias”. Asimismo, denunció: “Se me prohíbe el ingreso a mi propia compañía por personas ajenas a ella”.
Precisamente, el empresario aprovechó hoy la circunstancia de la presencia policial y de la diligencia, que consistía también en recabar libros contables, para volver a entrar en la empresa de su propiedad.
Farcuh explicó que tras haber entrado al edificio, recibió distintos mensajes de representantes del gremio de camioneros, para exigirle que se retirara. Caso contrario, explicó, le advirtieron que sería sacado del lugar.
Moyano y Alfredo Romero, exdueño de la compañía -a quien Farcuh le adeuda todavía una cuota de US$ 10 millones por la adquisición en 2013- se reunieron el año pasado con autoridades de la AFIP y con el propio presidente Mauricio Macri para ponerlos al tanto de una alarmante situación de OCA.
Luego de habérsele impedido a Farcuh el ingreso a la empresa, en septiembre, asumió una “conducción tripartita”, que alejó al director ejecutivo que estaba al frente de la empresa, con el aval del camionero.
El gremio de Camioneros tiene unos 4000 afiliados al sindicatos en OCA. Las cuentas del principal correo privado del país fueron embargadas el año pasado por la AFIP por una deuda de la empresa por unos $500 millones, según Farcuh. Otras fuentes sostienen que se trataría de una cifra superior.
LEÉR MÁS  El gobierno provincial ultima detalles para reglamentar el uso del fracking

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here