Empresa Odebrecht reconoció pago de coimas por US$ 35 millones a funcionarios K

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos reveló que ejecutivos de la constructora brasileña Odebrecht confesaron que pagaron sobornos por US$ 35 millones a funcionarios argentinos entre 2007 y 2014.
Según informó Perfil, al menos seis autoridades de la principal constructora de Brasil, investigada en el caso Lava Jato y en los Estados Unidos, y otros diez brasileños involucrados afirmaron que las coimas se pagaron a través de “intermediarios” entre la empresa y los funcionarios de los gobiernos kirchneristas. Además, reconocieron la existencia de una oficina especialmente creada para la administración de los pagos indebidos a funcionarios de Brasil y otros países, como Venezuela, Perú, Estados Unidos, Angola, Colombia, México, Guatemala, Panamá, República Dominicana, Ecuador y Mozanbique.
La investigación reveló que, en 2008, Odebrecht “se comprometió a realizar pagos a futuro para funcionarios públicos argentinos”, pero sus nombres no fueron revelados. Más tarde, entre 2011 y 2014, y a través de una “División de Operaciones Estructurales” desviaron fondos a un intermediario, con quien la compañía acordó pagos para funcionarios argentinos por un total de US$ 2,9 millones. Uno de los arrepentidos era el responsable de aprobar el pago de sobornos desde esta División de Operaciones Estructurales.
Los ejecutivos revelaron un tercer pago, realizado entre 2011 y 2014 a una cuenta privada de un “intermediario”, quien recibió otros US$ 500 mil. El acuerdo, nuevamente, era que el dinero estaba destinado a funcionarios.
Odebrecht ganó varias licitaciones públicas durante los gobiernos kirchneristas en las áreas de infraestructura, transporte y energía, como el soterramiento del ferrocarril Sarmiento, la central hidroeléctrica Pichi Picún Leifú y la ampliación de los gasoductos San Martín y Neuba, entre otras. Las contrataciones fueron gestionadas desde las áreas del ex ministro Julio De Vido y del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime.
Las confesiones surgieron en el marco de una negociación que se lleva adelante en Brasil y en los Estados Unidos para que empresarios y autoridades de Odebrecht revelen el pago de sobornos a políticos y funcionarios de Brasil y otros doce países del continente. Las autoridades estadounidenses tienen especial interés, ya que Odebrecht habría pagado sobornos también en ese país.
A cambio, los arrepentidos, que ya superan los 70 ejecutivos en el acuerdo de la Justicia brasileña, obtendrían la baja de penas y la posibilidad de seguir operando en el mercado tras el pago de multas millonarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here