Cuando tres de los autodenominados ”meros difusores” de los cacerolazos en contra del gobierno nacional almorzaron en Brasil con representantes de fondos buitre, habían pasado apenas 72 horas desde que los especuladores rechazaron una oferta de la Argentina para participar del canje de deuda. El encuentro fue el 22 de abril, en la ciudad de San Pablo.

Los ”indignados” viajaron a suelo paulista con todos los gastos pagos por sus generosos anfitriones Y además de la cumbre con los operadores de los ”buitres”, también mantuvieron encuentros con otros activistas blogueros.

”Disculpen si consideré interesante ir a conocer San Pablo invitado por alguien que quiere charlar conmigo. Tampoco considero desacertado hablar con quienes piensan diferente”, escribió en su sitio web Yamil Santoro, uno de los participantes del periplo, quien rechazó la oferta de ”cooperación” que le realizaron desde la American Task Force Argentina (ATFA), la entidad que financió la excursión y que se propone ”una justa conciliación de la deuda argentina en default”.

EL VIAJE. El último 22 de abril, Santoro, Maximiliano Mai y Luciano Bugallo aterrizaron en San Pablo para mantener una serie de reuniones vinculadas a los cacerolazos, protesta de la que son algunos de sus principales referentes. En uno de los encuentros se vieron las caras con representantes de una organización que responde a los fondos buitre que no entraron en los canjes de la deuda propuestos por la Argentina.

”Tenía entendido que ATFA representa a los tenedores minoritarios (no a los holdings) de bonos y también canaliza esfuerzos de ONG internacionales vinculadas a Derechos Humanos y valores democráticos. Por eso, no tenía claro de antemano si el encuentro era para charlar por un posible financiamiento o por una cooperación con organismos prodemocracia y defensa de los Derechos Humanos”, le dijo Santoro a Tiempo Argentino.

Esto, a pesar de que en su propia página de Internet ATFA explica quiénes son sus miembros, aportantes y principales dirigentes, todos ellos dedicados al lobby o a la consultoría. En ese influyente listado aparece, por caso, Elliott Associates, propiedad del magnate Paul Singer, un fondo que maneja 15 mil millones de dólares de activos y que, además, es uno de los demandantes contra la Argentina en los tribunales Nueva York, en la causa del juez estadounidense Thomas Griessa (ver aparte).

LEÉR MÁS  De Marchi: “Recibimos una Argentina enferma terminal y no se arregla con una aspirina”

Bugallo también afirmó desconocer las intenciones de sus anfitriones, quienes pagaron de su bolsillo los 1200 dólares que cuestan, como mínimo, tres pasajes ida y de vuelta a Brasil. ”No fui sólo por la reunión con la gente esta. Nos juntamos con blogueros y activistas de allá y algunos periodistas. La invitación me llegó por Yamil (Santoro) y me imaginé que era una fundación medio liberal”, respondió Bugallo. El fundador del sitio ”El Cipayo” –uno de los más convocantes del universo antikirchnerista en la red–, agregó: ”Fácilmente tengo diez reuniones semanales por los cacerolazos. La idea era intercambiar opiniones y saber cómo nos veían desde afuera.”

En el caso de Santoro, es uno de los fundadores del Partido Liberal Libertario y hoy milita junto con Patricia Bullrich en Unión por Todos. ”Cuando me enteré, puse el grito el cielo. Me enojé mucho, me parece algo que es totalmente ingenuo, es una estupidez aceptar una invitación y no saber con quién te vas a reunir”, sostuvo Bullrich, en diálogo con Tiempo. ”El partido no tiene absolutamente nada que ver con el viaje a Brasil. De ninguna manera avalamos ningún tipo de financiamiento que no sea transparente y que no provenga por los mecanismos legales”, explicó la diputada, quien dijo haberse enterado del tour a través del Diario Perfil, que publicó la noticia en su edición de ayer.

”Ellos me contactaron a mí y yo coordiné el encuentro”, publicó Santoro en su cuenta de la red social Twitter, donde recibió la invitación, por mensaje directo. A su vez, rechazó conocer de antemano las intenciones del ATFA. ”Si sabía que la idea era convocarnos para ofrecer financiamiento hubiera dicho que no. El tema es que no sólo se habló de eso.” De acuerdo a su relato, ”se insinuó el tema de cooperar pero tampoco fue que nos ofrecieron plata, sino que analizamos la coyuntura local e internacional y hablamos de las ONG que podían llegar a ayudarnos con ideas para frenar los avances o canalizar denuncias en caso de violaciones de Derechos Humanos”.

LEÉR MÁS  Corridas, piedras y gases durante el tratamiento de la reforma

En su sitio web, Santoro, que ya es precandidato a legislador por Unión por Todos, pidió que se investigue el origen ”ilegítimo” de la deuda externa argentina. Sin embargo, no le ”pareció inconveniente ir a ver qué tenían para decir estos muchachos, escuchar sus ideas y disfrutar de una tarde en San Pablo”.Para argumentar su defensa del reclamo buitre, apeló a una curiosa comparación. ”En la práctica, el kirchnerismo se ha dedicado a putear a los tenedores de deuda que no hicieron los que ellos querían (armando la campaña de desprestigio ‘fondos buitre’), pero poco se habló del origen de la deuda. Insisto, es muy berreta hacerse el guapo con quien defaulteás porque no hace lo que querés”, sostuvo Santoro. En ese sentido, consideró: ”Es como putear a una mina a la que invitaste a salir y te dijo que no. Si no te gustaba no la hubieras invitado inicialmente, después hay que bancársela.”

Bugallo descartó la oferta luego de consultarlo con otros activistas. ”No hablo inglés, así que seguí el encuentro con un traductor. Dije que me parecía medio sospechoso. Lo primero que pensé es que era una ‘cama’. Que era algo armado o medio raro que aparecieran unos tipos de la nada. Cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía”, aseveró. ”Estaban interesados en colaborar y pidieron que presentáramos un proyecto, pero a nosotros no nos interesó”, recalcó ”Lucho”.

LEÉR MÁS  Carrió tildó de golpistas a los que se oponen a la reforma previsional

Incluso antes de que saliera a la luz la reunión en San Pablo, ya en diciembre pasado, luego del multitudinario cacerolazo del 8 de noviembre, algunos manifestantes se reunieron en la sede Sarmiento del Banco Ciudad, cuyo titular es el macrista Federico Sturzenegger. El organizador del encuentro fue Santoro y a la hora de justificar el lugar del cónclave, ensayó otra extraña explicación ante un periodista. ”Aconsejé que se hiciera en el Banco Ciudad para complicarlos a ustedes, para que les hiciera ruido. Contactamos a algunas ONG para que hicieran los pedidos y nos propusieron varios lugares”, confió. «

Quién es quién en la comitiva cacerolera

Yamil Santoro –25 años, estudiante de abogacía en la UBA– es uno de los fundadores del Partido Liberal Libertario, donde militó hasta enero de 2012. Hoy es miembro de Unión por Todos, espacio de Patricia Bullrich. ”Soy un ciudadano más indignado por los constantes atropellos de este gobierno”, se define el cacerolero en su blog personal.
Yamil Santoro

Administrador del grupo de Facebook ”El Cipayo” –cuyos miembros se autodefinen como defensores de ”las instituciones”, ”los derechos del prójimo” y ”la libertad en todas sus formas”–, ”Lucho” Bugallo es uno de los más activos impulsares de las manifestaciones contra el gobierno nacional.
Luciano Bugallo

Maximiliano Mai saltó a la fama el 14 de abril de 2013, después de colarse en la Casa Rosada y desplegar una bandera con la consigna ”2015 va sin K. #18A”. Antes, en Mar del Plata, en medio de los festejos por el arribo de la Fragata Libertad, mostró una bandera con una frase similar: ”Libertad va sin K”.
Maximiliano Mai

Sponsor
ATFA
Se define como ”una alianza” para ”una conciliación justa y equitativa” de la deuda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here