El silencioso alejamiento de Ernesto Sanz del Gobierno

Fue uno de los hombres claves de la UCR en la creación de Cambiemos; ahora se dedica a su estudio jurídico en Mendoza

Pese a que fue uno de los tres fundadores de la alianza Cambiemos, el radical Ernesto Sanz se retiró definitivamente del gobierno de Mauricio Macri: desde hace un año no asiste a las reuniones de mesa de coordinación y de asuntos judiciales de las que participaba como delegado de la UCR.

El papel de Sanz fue clave en el armado de la coalición gobernante. Además de ser el presidente del radicalismo en aquel año 2015 de negociaciones, fue el candidato a presidente de la UCR y luego Macri le propuso ser ministro de Justicia, cargo declinó aceptar para dedicarse a asuntos familiares y profesionales.

En la Casa Rosada lo recuerdan con un sabor agridulce. “Sanz está totalmente retirado, desapareció y no viene a ninguna reunión. Está dedicado a la actividad privada”, señalaron tres altas fuentes de la intimidad de Macri a LA NACION.

En el entorno de Sanz lo confirmaron. “Desde 2017 dejó de ir a las reuniones porque está dedicado a su estudio de abogado en Mendoza. Quería reconstruir su proyecto de vida”, explicó un allegado.

Sin embargo, hubo otro factor que explicaría su alejamiento. Sanz considera haber sufrido una “campaña” en su contra de adversarios internos de la UCR.

Juan Manuel Casella, Federico Storani, Enrique Nosiglia o Ricardo Alfonsín, entre otros, lo criticaban internamente y en público: lo consideraban más representante del macrismo en la UCR que defensor del radicalismo ante la Casa Rosada.

LEÉR MÁS  Netflix aumentará el precio de su abono mensual: estas son las nuevas tarifas

“Muchos lo descalificaban por estar cerca de Macri y entonces les dijo: ?Háganse cargo ustedes de la UCR y de la interlocución con el Gobierno'”, dicen quienes han conversado con el exsenador, mimado por muchos sectores empresarios. “Estoy tratando de ayudar al partido, meter radicales en el Gobierno, y todos se paran en la vereda de enfrente a putear. Que se arreglen ellos”, les dijo a dirigentes cercanos en aquel momento.

Aquellas críticas también apuntaban al entonces presidente de la UCR, José Corral, ahijado político de Sanz e incondicional de Macri.

Sin embargo, el exsenador sigue cerca de la UCR: colabora con el nuevo presidente del comité nacional del radicalismo, Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza. Al ser ambos mendocinos se reúnen en forma frecuente. “Sanz lo ayuda con la administración del partido y con el nexo con algunos dirigentes del interior”, señalan allegados al exprecandidato presidencial.

No más candidato
En lo político, Sanz descartó cualquier candidatura para 2019: está retirado de la competencia activa y solo trabaja de abogado. Considera que Macri se presentará con todas las chances a la reelección y le gustaría que hubiera una fórmula integrada con un candidato radical, que podría ser el mismo Cornejo, que no tiene reelección como mandatario en Mendoza.

LEÉR MÁS  Mensaje en una botella: el homenaje a los 44 héroes del ARA San Juan

“Esa fórmula no se pudo hacer en 2015. Algunos hablaban de Macri-Sanz, en la provincia se pudo integrar entre María Eugenia Vidal y Daniel Salvador. Quizás en 2019 se pueda integrar con un radical”, deslizó el extitular del partido en reuniones de correligionarios. “Gracias a Dios estoy en mis pagos”, suele decir a quienes lo van a visitar.

Antes de las elecciones de 2017 fue la última vez que estuvo en la Casa Rosada. Participaba de las reuniones de coordinación general y la de Justicia. “A esas reuniones dejó de ir hace meses y hace mucho que no habla con Macri”, señalaron en Gobierno.

Antes, era el interlocutor radical del Gobierno por excelencia e intervino en el nombramiento del 99% de los cargos para dirigentes radicales. Pero en 2017, mucho antes de las elecciones de octubre, empezó a dejar de ir a las reuniones.

Su estudio de abogado cubre la mitad del sur de Mendoza y es el más antiguo de la zona. Se ocupa de casi todas las ramas del derecho y es abogado de las principales compañías de seguros, de vitivinicultura, fruticultura y de empresas como el Complejo Las Leñas, entre otras. La semana última presentó algunos escritos en favor de Las Leñas por la matanza de 34 cóndores sobre tierras vinculadas a esa compañía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here