El Senado pondrá un tope a los Bienes Personales

Hay acuerdo para eximir a las que valgan menos de $ 18 millones si allí reside el contribuyente. El texto volverá a Diputados y sería sancionado el miércoles 21.

Como una señal de alivio a la clase media, castigada por otros impuestos, el Senado votará hoy junto al Presupuesto un retoque al proyecto de ajuste a los Bienes Personales aprobado en Diputados. Con la modificación propuesta por el jefe de la bancada del PJ, Miguel Pichetto, que recibió la venia del oficialismo, quedarán exentas de la suba de las alícuotas del tributo la “casa-habitación del contribuyente” cuyo valor no supere los $ 18 millones. Es decir, las que al momento estén por debajo de los 485 mil dólares.
La iniciativa deberá volver a la Cámara baja para su sanción definitiva. “No va a haber problemas”, confían en el oficialismo, que ya reservó la sesión del próximo miércoles, la última del año, para darle aprobación.
De acuerdo a fuentes del Gobierno, el impacto fiscal de eximir a los hogares tiene un costo de “entre $ 3 mil y $ 4 mil millones”. De todas maneras, el oficialismo decidió acompañar la modificación. “Igualmente. dependerá del acuerdo que haga Pichetto con los gobernadores, porque parte de ese impuesto es para compensar el esfuerzo fiscal que están haciendo las provincias”, advierten, teniendo en cuenta que se trata de un impuesto coparticipable. Según los cálculos, a raíz de esta modificación las provincias resignarían $ 1.700 millones.
Por ese motivo, Pichetto debió consensuar la movida con los mandatarios opositores, que reavivaron el reclamo por el Fondo Sojero que Mauricio Macri quitó a través de un DNU y los gobernadores más duros que se anule en el recinto.
El jefe de la bancada mantuvo un encuentro con Sergio Casas (La Rioja), Mariano Arcioni (Chubut), Lucía Corpacci (Catamarca) Gerardo Zamora (Santiago del Estero) Gildo Insfrán (Formosa) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y otros vices que le pidieron que insista para lograr derogar el decreto.
Pero el Gobierno bloquea la revisión del DNU y la discusión se convirtió en un problema para el bloque Justicialista, que ya sufrió un quiebre con la salida de dos legisladores tucumanos y corre el riesgo de que haya más partidas (ver página 10).
El tramo del proyecto de Bienes Personales que quedará en pie es el que eleva el mínimo no imponible del tributo de 1.050.000 pesos a $ 2.000.000 a partir de 2019 y establece escalas progresivas con porcentajes diferenciados.
Aquellos que declaren bienes por entre $ 2.000.000 y $ 5.000.000 pagarán una tasa de 0,25%; de $ 5.000.000 a $ 10.000.000 tributarán 0,50%, y a partir de los $20.000.000, la tasa será de 0,75%.
Con las modificaciones que se votarían hoy, la estimación del Gobierno es que se sumarán poco más de 30 mil millones de pesos de recaudación por el tributo. Aunque como las cuotas se aportan en concepto de adelantos, para el año próximo se estima que ingresarán alrededor de $ 17 mil millones. La compensación por lo que se dejará de percibir con la flexibilización será motivo de renegociaciones con las provincias, por el impacto en la coparticipación.
El texto ya había sido alterado durante el debate en Diputados para beneficiar al campo. Allí se decidió que las personas físicas y sucesivas indivisas queden exentas de Bienes Personales por sus inmuebles rurales, aunque las sociedades que posean campos tributarán por ellos un 0,25% sobre la base de valuaciones fiscales de cada provincia.
“Si Diputados benefició al campo, nosotros tenemos que aliviar a la clase media”, reaccionó Pichetto.

LEÉR MÁS  El ganador de La Voz donará su premio para la silla de ruedas del hermano de Mario Vilurón

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here