La iniciativa, que había obtenido media sanción en Diputados la semana pasada, recibió hoy 41 votos a favor y 9 en contra, en una votación que se llevó a cabo sin la presencia del bloque del radicalismo, que se retiró del recinto de manera sorpresiva.

El proyecto de ley enviado por el poder Ejecutivo obtuvo el respaldo del Frente para la Victoria y de sus aliados, mientras que el peronismo disidente y el interbloque del Frente Amplio Progresista, votaron en contra.

La norma contempla la eliminación de la exención vigente sobre las acciones de empresas que no cotizan en Bolsa, que tributarán una alícuota de 15 por ciento en el caso de operaciones de compra-venta de paquetes accionarios de firmas argentinas; mientras que en el caso de los dividendos será del 10 por ciento.

LEÉR MÁS  "Estamos viendo nacer la cuarta revolución industrial"

Los ingresos que se generen de este modo apuntan a reemplazar parte de los fondos que dejarán de recaudarse al quedar eximidos de Ganancias los salarios brutos de hasta 15.000 pesos -de trabajadores casados y solteros-, medida que comenzó a regir el 1° de septiembre y que beneficia a 1.500.000 trabajadores y jubilados.

En representación del oficialismo, el senador Aníbal Fernández explicó las ventajas de la iniciativa, declaró que el Gobierno ”aspira” a obtener 2.400 millones de pesos” con esta medida y aseguró que ”más temprano que tarde esto tenía que suceder en función del beneficio de todos los argentinos”.

Fernández ratificó que la propuesta ”nació de los foros que han sido de los convocados por la Presidenta” con los distintos sectores de la producción y volvió a descartar que se haya pensado incorporar los plazos fijos a este tributo.

LEÉR MÁS  Un primo de Nestor Kirchner complicado con la justicia

”No lo haremos nunca porque en definitiva se trata del ahorro de los argentinos”, recalcó el legislador bonaerense.

Fernández precisó que la presión tributaria está ”rondando el 37 por ciento del PIB” y que este número es ”similar a la presión tributaria de países de ingresos medios”.

Agregó que ”en 2003 el impuesto a las ganancias, más el derecho a importación, más bienes personales implicaban el 3 por ciento del PIB y hoy representan el 14 por ciento”.

Fernández desmintió a la senadora por San Luis, Liliana Negre de Alonso, al señalar que con esta norma ”no se genera ningún perjuicio a la Pyme”.

”Se trata de una operación que realizan sujetos distintos a la pymes por lo que la operación no produce efectos en la sociedad, no la roza ni la toca”, dijo el senador oficialista.

LEÉR MÁS  Macri planea recortar 20% de los cargos políticos

La senadora Negre de Alonso había dicho que la iniciativa ”grava el impuesto a las empresas que no cotizan en Bolsa, que son las pymes”.

Desde otros sectores de la oposición, la justicialista disidente Graciela Di Perna cuestionó el proyecto pero votó a favor.

Según la legisladora chubutense el proyecto ”deja de lado la eficiencia y va a tener impacto sobre las Pymes”.

Finalmente, el socialista Rubén Giustiniani afirmó que la ley ”no resuelve el problema porque la plata sale de los trabajadores”•

Al comienzo de la sesión, los senadores radicales abandonaron el recinto tras expresar críticas contra el titular de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, a causa de los duros cruces registrados ayer entre el funcionario nacional y algunos legisladores de la UCR.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here