La iniciativa propone declarar de interés público la reestructuración de la deuda 2005-2010 y el pago soberano local, que comprenda al cien por ciento de los Tenedores de Títulos Públicos de la República Argentina, en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables.

El proyecto, en su artículo séptimo, suma a Francia como posible lugar de pago a los bonistas que así lo requieran, además de la plaza local.

La iniciativa también crea en el ámbito del Congreso, una Comisión Bicameral Permanente de Investigación del Origen y Seguimiento de la Gestión y del Pago de la Deuda Externa de la Nación.

Este último artículo fue introducido hoy al proyecto original y fue anunciado al pleno por el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta, Aníbal Fernández.

La Comisión Bicameral tendrá por finalidad investigar y determinar el origen, la evolución y el estado actual de la deuda exterior de la República Argentina desde el 24 de marzo de 1976 hasta la fecha, incluidas sus renegociaciones, refinanciaciones, canjes, megacanjes, blindajes y los respectivos pagos de comisiones, default y reestructuraciones.
La intervención de Aníbal Fernández

Por otro lado, el proyecto también introduce la posibilidad de que los tenedores de títulos de la deuda argentina puedan optar por solicitar un cambio en la legislación y jurisdicción aplicable a sus títulos.

En ese sentido, Argentina podrá instrumentar un canje por nuevos títulos públicos regidos por legislación y jurisdicción local o por ”legislación y jurisdicción de la República Francesa”.

En su exposición, el senador Aníbal Fernández denunció que el plan de los fondos buitre es esperar a que llegue un nuevo gobierno que ”les diga que sí a la usura que pretenden”.

Fernández aseguró que en la oposición ”ya hay algunos candidatos a presidente que les van a decir que sí”.

En ese sentido, dijo que el proyecto que el massismo, a través del senador Roberto Basualdo, presentó en el Senado es ”para cursar la materia ‘cipayismo 1 y 2’ y sacarse un diez”.

Por el lado de la oposición, la radical Laura Montero, presidenta de la Comisión de Economía Nacional e Inversión, acusó al oficialismo por ”no haber tratado de buscar los acuerdos necesarios para resolver un problema mayor para la Argentina en un contexto inflacionario y de caída de la actividad”.

Montero indicó que el Ejecutivo ”se metió en un brete de manera irresponsable”, advirtió que ”las soluciones que plantean no sirven” y que el proyecto de ley ”es inadmisible” porque ”no podemos decir que es ilegal e ilegítimo algo que habíamos aceptado”.

En tanto, el peronista disidente Juan Carlos Romero acusó al Ejecutivo de cometer ”mala praxis” en ”el manejo de la deuda y del fallo” del juez de la jurisdicción de Nueva York, Thomas Griessa.

Finalmente, el representante de UNEN de la Ciudad de Buenos Aires, Fernando ”Pino” Solanas, aseguró que ”este es un momento sombrío” para la Argentina” y que el canje de la deuda ”es uno de los mayores fracasos”.

No obstante, coincidió con el oficialismo al decir que ”es un mamarracho la sentencia de este juez” y que ”este es un atentado contra la Argentina”.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here